Arquitectura de Información

¿Por qué todo UX debería usar Mapas de Contenido?

Arquitectura de Información 5 min. de lectura

Los mapas de contenido no son solo cajitas unidas con flechas. Deben tener una nomenclatura clara para convertirse en una herramienta útil para diseñadores y desarrolladores.

Un Mapa de Contenidos nos presenta visualmente la arquitectura de información en el diseño ux.

En un artículo anterior declaré mi amor por los wireframes, y ese cariño es extensible a los mapas de contenido. Aunque ese amor, se da siempre y cuando los mapas sean trabajados como herramientas útiles y no como un “esquema” que aborda de forma superficial las estructuras de contenidos. Porque un mapa debe responder dudas, y no generarlas.

¿Qué preguntas debe responder un Mapa de contenidos?

En el {ida workshop sobre arquitectura, taxonomías y desarrollo abordamos varias definiciones de Arquitectura de Información (AI) que nos permiten dar valor a la arquitectura en su rol de  comunicación con los desarrolladores. Ya que muchas veces, entre los diferentes roles de un equipo, surgen dudas que deberían estar resueltas en un correcto proceso y uso de herramientas de arquitectura web.

Bajo las siguientes definiciones de Arquitectura de Información te ayudamos a reconocer algunas de las preguntas que debe responder un correcto mapa de contenidos.

Diseño de estructuras de contenidos para sistemas de información

Cuando hablamos de un sistema de información, debemos pensar en la historia que queremos contar. El discurso de la marca, servicio o persona.

Procedimientos de organización, etiquetado, búsqueda y elaboración de sistema de navegación para sitios e intranet

Un sistema de navegación debe develar una lógica que transparente la experiencia específica que queremos entregar a nuestros usuarios. Experiencia que se consolida y fortalece con determinados etiquetados o palabras que seleccionaremos para nombrar cada una de las secciones, páginas y llamados a la acción (Botones – CTA). 

Diseñando desde un Mapa de Contenidos 

Como diseñador he repetido (y lo seguiré haciendo hasta el cansancio), que el diseño sin contenido no es diseño. Es un ejercicio plástico carente de sentido. El diseño, al no tener un objetivo que cumplir, entra en el ámbito de los gustos y se convierte en un objeto refutable. Y esto, definitivamente, es algo que debemos evitar a toda costa.

Sobre ello, me atrevo a plantear que un Mapa de Contenido es un proto-diseño. Es el primer diseño. Es esa instancia temprana donde identificamos elementos, definimos sus comportamientos y las relaciones que estableceremos entre ellos. Ante esto, los diseñadores debemos ser capaces de interpretar de forma certera la información para ser capaces de crear mapas.

El mapa de contenidos debe ser un lenguaje que deberíamos dominar al revés y al derecho. Ser capaces de levantar un diálogo rico en cuestionamientos que aclaren o entreguen certezas respecto a lo planteado en esta herramienta.

Un Mapa de contenidos para cada diseñador

Si bien son los Wireframes la herramienta más cercana a los diseños de interfaz, por trabajar con elementos visuales, es sumamente importante que los diseñadores visuales sepan construir y leer mapas de contenidos. Para ello, deben comprender cada una de sus partes; como las que mencionamos a continuación.

Unidades discretas en mapas de contenido

Ya hablamos de unidad discreta y cómo estas se consolidan en la etapa de wireframes. Pero es en los mapas de contenidos donde estas unidades nacen. 

Un mapa de contenidos debe ser material de consulta obligada para diseño y desarrollo

Cada mapa es el plano de la “casa”, los que debieran ser siempre considerados y aprobados por el cliente. Deben ser trabajados y solicitados por los diseñadores y desarrolladores. La verdad es que me cuesta entender cómo existen proyectos que llegan a ser liberados y nunca contaron con un mapa. Se hubieran ahorrado tantos errores e iteraciones innecesarias.

Nomenclatura recomendada para Mapas de contenidos

Siempre es recomendable partir por la referencia en Arquitectura de información como es J.J. Garrett . Específicamente con su libro, Vocabulario Visual. Con él, podemos entender los fundamentos básicos de esta herramienta, para describir arquitectura de información y diseño de interacción. No obstante, lo relevante es la convención que exista en el equipo sobre nomenclaturas, ya que esta es la que permitirá o no, que la herramienta sea utilizada de forma intensiva y se vuelva un referente constante para aclarar dudas.

¿Deberías exigir un mapa en tus proyectos?

Como amante de la Arquitectura de la Información y sus herramientas, los invito a cuestionarse cada vez que un proyecto carezca de una mapa de contenidos.  Esta es una herramienta que no podemos perder de vista. Debemos utilizarlos y exigir en ellos definiciones concretas, que entreguen respuestas a los cuestionamientos propios de un proyecto digital. 

Si eres quien encarga un sitio y no estás familiarizado con esta herramienta, te invitamos a solicitar a tu contraparte que lo considere dentro de sus entregables; para que se use como referencia oficial en el proyecto. Definitivamente, esta herramienta generará una diferencia en los resultados de tu producto, además de mejorar notoriamente la experiencia final de los usuarios.

Algunas lecturas sugeridas 

Information Architecture: For the Web and Beyond 4th Edición

Sitio Web oficial de Jesse James Garrett 

 

Acerca del Autor

Maximiliano Martin - Director de Negocios

Director de Negocios

Valoro al diseño de experiencia como eje fundamental para el éxito de cualquier estrategia digital. En 20 años he trabajado en diseño, código, AI, usabilidad, accesibilidad y gestión, lo que me entrega una perspectiva global para liderar proyectos y crear equipos de elite como el logrado en IDA.

Agregar un comentario