Experiencia de usuario

Diseño UX para atraer a los usuarios al pago móvil

De Venmo a WhatsApp Pay, las aplicaciones de pago móvil se han posicionado como el futuro de las transferencias electrónicas, pero su masificación todavía parece lejana. Te explicamos cómo el diseño UX podría facilitar este proceso.

Ilustración para artículo sobre cómo el diseño UX para atraer a los usuarios al pago móvil

Las aplicaciones de pago móvil llevan un buen tiempo posicionándose en el mundo y el año pasado hubo un pequeño boom en Chile. Servicios que permiten realizar transacciones a través del celular como OnePay de Transbank o la Santander Wallet fueron presentados al público durante los últimos meses del 2018, prometiendo ser el futuro del pago electrónico.

Pero, para que esto ocurra, la experiencia de pagar con estos servicios debe ser atractiva para el consumidor. Es decir, el trabajo de experiencia de usuario debe ser un pilar de estos nacientes proyectos.

A continuación, analizamos cómo un buen diseño UX resulta esencial en la incorporación de estas tecnologías al mercado.

¿Quién es el usuario?

En cuestión de segundos podemos argumentar ventajas del pago en efectivo o a través de tarjetas. Pero, ¿cuáles son las ventajas de una billetera digital? ¿Cómo se diferencia de otras alternativas de pago? Y, más importante aún, ¿quiénes son sus usuarios?

Venmo es una aplicación que ha sabido aprovechar las características propias del entorno móvil para diferenciarse. El principal uso de la plataforma no está en la transacción en caja, sino que en las micro transferencias entre usuarios.

Whatsapp, por su parte, ha aprovechado su base de usuarios preexistente para experimentar con la plataforma Whatsapp Pay. En estos casos, se eliminan fricciones como ir a un cajero a sacar dinero o realizar una transferencia electrónica.

Sin embargo, esto no significa que estos servicios no tienen posibilidades de competir en el pago en caja. Como explican en UX Collective, el pago móvil ya es popular en China, donde un 55% de los usuarios de internet han pagado de esta forma alguna vez.

¿Cómo se alcanza esta masificación?

A través de ponernos en el lugar de los usuarios. El rubro bancario debe tener en consideración cómo sus clientes realizan transacciones en un mundo digital y móvil. El diseño UX es el camino a seguir para que estos clientes confíen en las nuevas herramientas que se propongan.

Al tratarse de movimientos de dinero, las principales preocupaciones del usuario estarán en la seguridad de su cuenta y sus datos. Para esto, debemos cultivar la confianza a través del diseño.

Como ya explicamos, ofrecer una buena experiencia de usuario no solo facilitará que nuestros clientes cumplan sus objetivos, sino que estos también hablarán bien de nuestro servicio a otros potenciales usuarios.

Para alcanzar esta confianza, debemos asegurarnos de que el usuario se  sentirá en control de cada paso y cada flujo de dinero. Debemos diseñar un viaje con las fricciones adecuadas, que permitan una interacción en momentos clave de cada transacción.

Además, agregar copys que guíen al usuario, que le indiquen cuánto está transfiriendo, hacia quiénes y desde qué cuenta ayudarán a que el uso del pago móvil se sienta tan real como el pago en efectivo y tan seguro como el pago a través de tarjetas.

La proliferación de estos servicios será a través de la experiencia de usuario. Por eso, el diseño UX debe ser entendido como una disciplina con capacidad de transformar el mercado. Tan solo entendiendo su importancia lograremos que estas nuevas tecnologías desarrollen su verdadero potencial.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios