UX Writing

La muerte del Lorem Ipsum y el auge del UX Writing

Estrategia digital 6 min. de lectura

La industria UX ha ido creciendo y desarrollándose, perfeccionándose y puliéndose con los años. Con tantos cambios, quienes nos desarrollamos desde las áreas de la comunicación fuimos encontrando nuestro lugar. ¿Cómo es que hoy las organizaciones y los equipos UX se han dado cuenta de la importancia de contar con roles como los del UX Writer?

Iconografía que hace referencia al UX Writing.

A medida de que la industria UX fue creciendo, fuimos testigos de cómo algunos roles se volvían necesarios dentro de ella, y más importante aún, fuimos entendiendo porqué lo hacían. Ésta es la historia que cuenta el rol de quienes nos dedicamos al UX Writing. 

Y lo cierto es que, lo que para muchos partió siendo simplemente un ideal en torno a la frase romántica “el contenido es el rey”, demostró rápidamente en lo cierto que estaba: día a día, vimos como microcopias efectivas eran aquellas que amortiguaban y aclaraban flujos y decisiones en nuestros productos y servicios que pedían a gritos esa microcopia, y en buenas cuentas, a ese UX Writer que también pensó en todo el “antes y después” de haberla escrito. 

¿Cómo es eso de que “el contenido es el rey”?

Una interfaz no solo depende de un “buen copy”. De hecho, todos los actores y áreas que trabajan en la realización de una interfaz -como el diseño, la investigación y el desarrollo- son importantes. Pero sí debemos tener en cuenta que ese conjunto de microcopias transmiten básicamente cómo habla y se relaciona nuestro producto o servicio con los usuarios. Por ello, sí es muy importante, e incluso diremos que el contenido se anticipa al diseño. 

“El contenido precede al diseño. El diseño en ausencia de contenido no es diseño, es decoración”.  

Jeffrey Zeldman

En términos simples, imaginemos que estamos en una fiesta y hay alguien que se ve muy bien pero no dijo nada en toda la noche. De esa persona podemos intuir ciertas cosas por como se ve, pero, ¿Podemos decir que la conocemos del todo? La verdad es que no. 

Pasa que muchos productos y servicios, muchas veces aprueban propuestas de interfaces y flujos sin pensar en el contenido que los acompaña. Y lo cierto es que luego nos encontramos con los típicos problemas de “Creo que esto no se entiende”. 

Trabajo colaborativo

Por eso, en segundo lugar, algo que debe gustarte mucho es creer en el trabajo en equipo. Y no como una fantasía de Disney, sino como algo que muchas veces sacará lo mejor de ti, así que si eres tímido, ésta podría ser la señal divina que esperabas para pensar en qué trabajar con otras personas siempre trae algo bueno. 

Algo que hacemos en {ida es trabajar en duplas creativas con nuestros buenos amigos los diseñadores. Esto permite que podamos tener una idea realista desde etapas tempranas de un proyecto, exenta de Lorem Ipsum y con un hilo conductor a lo largo de todo el viaje del usuario. El poder trabajar en nuestros textos de manera temprana revela problemas y soluciones de diseño y contenido en nuestras interfaces y viceversa. 

Ahora, ¿Cómo es eso del UX Writing?

Como UX Writer puedo confirmar que estamos cada día convirtiéndonos en actores más necesarios dentro de los equipos de UX, y para la dicha y felicidad de muchos, puedo decir que es también una oportunidad excelente para redirigir o redescubrir tu carrera desde distintas vertientes relacionadas al periodismo, la publicidad y áreas de desempeño asociadas al lenguaje. 

Sin embargo, debes tener en cuenta ciertas cosas: primero que nada, es indispensable que te encante escribir. Si probar una y otra vez una mejor forma de decir las cosas no es lo tuyo, quizás no es recomendable que lo intentes, porque créeme que muchas veces te encontrarás una y otra vez hablando en voz alta encontrando la mejor forma de decirlo: ¿Es útil? ¿Se entiende? ¿Es consistente? 

El UX Writing no es una tarea sencilla

Y si bien esto puede parecer en primera instancia algo simple, no lo es, ya que debes tener en cuenta que muchas veces debes ser lo suficientemente versátil y rápido para ajustarse de buena manera al tono y voz de una marca; al mismo tiempo, debes satisfacer y entender cómo el usuario se referiría a aquello a lo que estás apuntando (¿Acá ponemos “gratis” o “sin costo”?) . Y ojo, porque un buen UX Writer es capaz de entender las necesidades del resto pero también cómo se refieren a ellas y cómo sonará mejor desde el negocio.  

Alguna vez, escuché decir que lo que hacíamos los Writers era básicamente, simplificar contenido que es muchas veces complicado, desafío aún mayor si hablamos del rol de los llamados “Technical Writers”, -que se desenvuelven en rubros como el financiero, legal, entre otros- y frente a los cuáles debemos entender que ya existe una predisposición de “desconfianza, ansiedad, y otras tantas emociones”, y a su vez, un entorno que rodea estos productos y servicios, sobre todo si hablamos de como estos hoy han hecho la muda a entornos digitales, y muchos usuarios aún enfrentan dificultades en torno a que “ese documento debe ser firmado en papel”. 

Todo tiene un contexto

Un UX Writer también es capaz de entender contextos de ciertas decisiones que acompañan un buen texto. Por ejemplo, no pre-chequear cajas de legales en productos y servicios “delicados” y caer en los famosos Dark Patterns, porque eso de “empatizar” también es en buena medida tener altos estándares éticos. Es poder darle finalmente poder al usuario y la capacidad de decidir en nuestros flujos. 

Es por eso que es clave que a la hora de diseñar experiencias y nuestros contenidos, seamos capaces de entenderlos. Todo esto hará que ya sea que se trate de un correo electrónico, un nombre completo, dinero, o simplemente su tiempo, nuestros usuarios estén felices de dárnoslo, simplemente porque confían en nosotros. Para eso, recuerda siempre que esto se trata de ellos, y no tanto de ti.

Acerca del Autor

Claire Aseelot - UX Writer

Generar una mejor experiencia de usuario es el mayor gesto de empatía que puedo hacer desde mi profesión. Creo que el único momento en que la comunicación cumple su finalidad es cuando está hecha para todos y puede ser aprovechada por las personas al máximo en una realidad en la que las pantallas se han vuelto parte de nuestro cotidiano. Mi desafío como periodista es diseñar contenidos que entiendan lo anterior y lo reflejen en un trabajo pulcro, accesible y amable para las personas.

Agregar un comentario