Actividades participativas para el diseño de interfaces
Co-diseño

Actividades participativas para el diseño de interfaces

A través de estos ejercicios, podemos orientar el diseño de nuestras interfaces hacia objetivos más eficientes. Esto, gracias a conocer las necesidades de nuestros clientes en primera persona.

Ilustración para artículo sobre diseño participativo para el diseño UI.

Los ejercicios de diseño participativo nos permiten integrar a actores internos y externos en nuestras metodologías. Ya hemos explicado cómo los aplicamos al mapeo de ecosistemas, pero sus funciones no terminan ahí. El diseño de interfaces también se beneficia al desarrollarse de forma participativa.

A través de esta clase de ejercicios, conducimos a acuerdos sobre criterios de diseño desde la perspectiva de actores de peso dentro de cada organización, dilucidando ideas, aunando criterios y llevando lo que el cliente piensa a un ejercicio práctico.

Cómo diseñar una interfaz de forma participativa

El punto de partida de nuestro más reciente ejercicio de co-diseño fue un proyecto con una variada gama de diseños conviviendo en la identidad gráfica de nuestro cliente. A partir de esto, pudimos trabajar en la estandarización de distintos elementos:

Tipografías

En los minisitios y landings de nuestro cliente,existía una variada cantidad de usos tipográficos, pero siempre desde la mirada del alto contraste (light vs bold). Este ejercicio nos permitió llegar a un consenso sobre cuál era la solución más aceptada o preferida y unificar su uso.

Recursos

Identificamos elementos gráficos que resaltan el relato y la estructura. A veces eran tramas, colores tenues o quizás texturas. En este caso, el objetivo fue lograr un acuerdo sobre qué recursos gráficos aportan a la estructura y relato.

Imágenes

Uno de los valores de nuestro cliente es que posee un gran pool de imágenes de buena calidad. En esta dimensión, ahondamos en la dirección de arte y las proporciones adecuadas para un lograr un relato coherente en la interfaz.

Interacciones

Nos detuvimos también en el uso de videos, banners y otros elementos menores de interacción que aportan a cómo se visualiza la interfaz de nuestro cliente.

Paleta

Como en el caso de otros factores, acá también existían variadas conjugaciones de colores. Estas dependían del segmento al cual estaba dirigido un minisitio o landing. En ese sentido buscamos revisar qué gamas de colores podrían complementar la paleta de colores principales indicada en el manual de marca de nuestro cliente.

Resultados más allá de la interfaz

En la actividad, trabajamos en 2 grupos que presentaron al final de la sesión sus resultados. Cada grupo se encargó de trabajar en base a un wireframe del proyecto en que ubicaron los elementos señalados anteriormente.

Se contrastó, además, el diseño de la interfaz sobre un fondo claro y otro oscuro. Esto permitió que brotara la idea de poder sumar elementos de color y quiebre en el relato que aporten a una mejor lecturabilidad de los contenidos

Ejercicios como este, que incorporan al cliente al proceso de diseño, nos permiten remover las ideas preconcebidas y ponerlas en perspectiva, co-creando junto a ellos códigos visuales que luego deben ser traspasados a la interfaz gráfica de usuario.

Esto se convierte en un insumo de suma importancia para avanzar en propuestas de diseño que no están concebidas tan solo desde las buenas prácticas recogidas de un benchmark, sino que desde el acto implícito de diseñar y disponer sobre un lienzo.

Rodrigo Vera
Director UX
Diseñador Gráfico especializado en Diseño UX con el interés de desarrollar experiencias memorables en la interacción de las personas con productos y servicios. Me intereso en el diseño de interacción más allá de la plataforma digital y de cómo puede proporcionar mejores experiencias en espacios públicos y hacer cambios reales en las vidas de las personas.

Comentarios