Metodologías de trabajo

Agile, Lean y Design Thinking: ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Estas metodologías se han posicionado como los caminos a seguir para optimizar las capacidades y tiempos de los equipos. Sin embargo, no se trata de soluciones mágicas. Te explicamos cuáles son sus diferencias y qué ventajas pueden traer a tus proyectos.

Ilustración para artículo sobre Agile, Lean y Design Thinking

Durante las últimas décadas, las metodologías Agile, Lean Startup y Design Thinking se han hecho ineludibles. Trabajar en el rubro digital implica haber escuchado sobre ellas en más de alguna ocasión. Sin embargo, es fácil confundirse y no distinguir dónde termina una y empieza otra, aún cuando todas tienen sus características y objetivos bien definidos.

Para poder aprovechar los beneficios de estas prácticas, debemos entender su funcionamiento, para qué sirven y cómo se relacionan. Porque, más que soluciones mágicas, son metodologías que debemos entender antes de aplicar a ciegas. A continuación, te presentamos una breve descripción de cada una de ellas.

Diferencias entre Design Thinking, Lean, Agile

Fuente: Jonny Schneider.

Design thinking

El Design Thinking es una metodología enfocada en la creatividad. Su objetivo es aprovechar las habilidades de los profesionales para encontrar soluciones novedosas a las necesidades de las personas.

Esta metodología está centrada en la comprensión y resolución de problemas. Como explica Jonny Schneider, de Mind the Product, se trata de desarrollar habilidades y aprendizajes. A través del Design Thinking, los equipos de diseño pueden adaptar nuestro pensamiento a la resolución de problemas.

Sus aplicaciones son van desde el diseño de interfaces hasta la generación de estrategias de marketing y la planificación general de un proyecto. Sin embargo, será necesario un equipo multidisciplinario dispuesto a participar activamente en estas.

¿Qué es el Design Thinking?

Agile

Como explica Jeff Gothelf en su libro Lean vs. Agile vs. Design Thinking, Lean nace a mediados de los 90’s como una respuesta a la frustración. La raíz de la filosofía Agile está en la frase “Valoramos más la respuesta ante el cambio sobre seguir un plan”.

Agile propone ciclos de trabajo cortos (sprint), con pausas intermedias para reflexionar sobre lo logrado y los pasos a seguir. La idea es detectar los problemas a tiempo y cambiar de rumbo lo antes posible de ser necesario.

Agile propone una optimización del tiempo para los equipos. Sin embargo, su manifiesto no propone prácticas pensadas para grandes empresas, por lo que incorporar esta metodología a equipos de docenas o incluso cientos de personas resulta en un desafío considerable.

Metodologías ágiles y su aplicación en proyectos digitales

Lean

Lean Startup es una metodología centrada en recapturar la “magia” de ser una startup. En esta, se ve a todo proyecto como un experimento en que, también a través de ciclos cortos, se puede continuar, modificar o desechar ideas rápidamente para seguir mejorando.

Para tomar esta decisión se pone atención a las reacciones de nuestros usuarios y la creación de MVPs (producto mínimo viable) para comprender la esencia de lo que hace funcionar al proyecto.

Claro que la aplicación de esta metodología también presenta sus propios retos. Esto, principalmente, debido a que Lean no es un camino universal. Su foco en las funcionalidades por sobre los productos “completos” puede potencia la creación de proyectos fácilmente desechables.

Principios de la metodología Lean UX

¿Cuál es el camino?

Es importante entender que no es necesario -ni recomendable- hacer “competir” estos métodos entre distintos equipos. Lo que Gothelf recomienda es tomar las prácticas que mejor se adapten a tu proyecto, sin aferrarte a una metodología ciegamente.

Si mantenemos nuestra mirada en las necesidades del usuario por sobre las limitaciones de nuestra metodología, podremos entregar mejores resultados y trabajar de la forma verdaderamente más adecuada para nuestro equipo.

Content Manager
Creo en la comunicación, en todas sus áreas, como una herramienta clave para una mejor experiencia de usuario. Trabajo desde el área de contenidos, compartiendo desde nuestro blog la visión del equipo sobre sus actividades y disciplinas.

Comentarios