Diseño de interacción

Black Mirror: Bandersnatch y el diseño de relatos no lineales

Netflix produjo más de 550 películas el año pasado, pero ninguna ha aprovechado el potencial interactivo de la plataforma de streaming como Bandersnatch. El largometraje de Black Mirror entrega el control de los eventos a los usuarios, construyendo una experiencia totalmente única en la industria.

Ilustración para artículo sobre Bandersnatch y las experiencias no lineales

Netflix es la plataforma de streaming más importante del mundo, con más de 100 millones de suscriptores y una capacidad de producción propia de series y largometrajes cada vez más diversa. Una de sus decisiones demás sorpresivas, en 2015, fue la adquisición de la serie de ciencia ficción de la BBC, Black Mirror. Sus capítulos, que no siguen una trama lineal, presenta a través de sus futuros y presentes distópicos, un enfoque diferente respecto a cómo la tecnología afecta a las personas y a la sociedad.

A fines de 2018, Netflix anunció el lanzamiento de una película interactiva en el universo de Black Mirror llamada Bandersnatch, en la que los usuarios podrían decidir el rumbo que tomaría el largometraje, apuntando a un cierre totalmente incierto.

La trama de la película se mantiene en la línea tradicional de la serie, planteando un “¿Qué pasaría sí…?” al estilo de The Twilight Zone o The Outer Limits. Sin embargo, la narración es un elemento que queda -casi en su totalidad- a decisión del usuario, quien puede elegir las acciones que realiza el protagonista y definir su destino.

Bandersnatch fue escrito usando Twine, una plataforma de código abierto que permite la creación de ficción interactiva y juegos con gran contenido narrativo, pero que requiere dispositivos con un nivel alto de sofisticación tecnológica para entregar la experiencia interactiva completa.

En este contexto, un correo electrónico de Netflix confirma que Bandersnatch no es compatible con Chromecast, Apple TV y “algunos dispositivos heredados”. Finalmente, la película solamente se puede ver en equipos con cámara, de lo que podría inferirse que es posible que haya un registro de las reacciones de los usuarios frente al desarrollo del largometraje.

El Sistema de Diseño y la UI de Netflix

Constantemente Netflix está haciendo cambios a su interfaz mejorando elementos de experiencia pero también de optimización que suelen informar a través de su Blog.

En términos de interfaz de usuario final, Netflix no se escapa de su propio sistema de diseño y promueve interacciones de las cuales estamos relativamente acostumbrados y que de alguna manera ya hemos revisado en su UI kit.

El desafío de contar esta historia significó alterar la interfaz de Netflix lo menos posible para transformar la experiencia de sentarse a ver una película en sentarse a interactuar con un contenido dinámico. Bandersnatch es un hito, tanto para el rubro audiovisual como para el del diseño de interacción.

Uno de los primeros cambios que salta a la vista  es la ausencia de una linea de tiempo. En su lugar, solo encontramos botones de Play/Pausa y adelantar o retroceder 10 segundos.

Interfaz de Netflix sin línea de tiempo en Bandersnatch

Una línea de tiempo no tiene sentido en una experiencia que puede durar 15 minutos o más de dos horas. Al no tratarse de una narración lineal, elementos como este no se fuerzan en una interfaz que no los necesita, sino que simplemente se omiten. Con esto, Netflix no da escapatoria a sus espectadores, la idea es enfocar la interacción en las decisiones donde la línea de tiempo convencional deja de existir como la conocemos

En su lugar, se agregan los botones de decisiones. Estos entregan opciones en la mayoría de los casos binarias: seguir o volver, aceptar o rechazar, o, en algunos casos,  elecciones hasta algún punto inocuas, como qué cereal va a desayunar el protagonista.

Selector de decisiones en Bandersnatch

Otro aspecto que se agregó en la interfaz de usuario es el ícono de “Contenido interactivo”, que consiste en una banda roja con una estrella de 8 puntas. Hace un tiempo Netflix está tratando de hacer contenidos interactivos, en la mayoría para niños. Si se hace la búsqueda “interactivo” en Netflix aparecerán títulos que tienen características especiales. A esos sumó el de Bandersnatch, con su relato no lineal.

Selección de contenido interactivo en Netflix

Antes de ver Bandersnatch, los usuarios de la plataforma pueden recibir un breve tutorial que en algunos casos puede ser tan gracioso y por otras desorientador como un episodio cualquiera de Black Mirror, pero establece lo básico. En ciertos puntos la acción se detendrá y se te presentarán ciertas opciones, teniendo 10 segundos para decidir qué hacer.

Portada de Netflix con Bandersnatch como contenido destacado

Flujos de Interacción al servicio de la comunidad

Como diseñadores UX no debería sorprendernos esta forma de narrar. Contamos historias todos los días a través de nuestros diseños y pocas veces la experiencia de nuestros usuarios seguirá una ruta única para todos, sino que predomina la experiencia individual a la hora de navegar.

Varios son los usuarios que valiéndose de flujos de interacción han tratado de descifrar el mapa de decisiones que plantea la narrativa. Así, estos elementos se han convertido en guías paso-a-paso si quieres acceder a todos los caminos de la película pero también si quieres explorar alguna que otra decisión.

Una de las guías de Black Mirror: Bandersnatch que más ha rondado por las redes sociales los últimos días es la que fue creada por el usuario Scrixie en Reddit. Esta guía no solo presenta las distintas decisiones y sus respectivas consecuencias, sino que además muestra cuáles decisiones permiten desbloquear otras opciones a medida que avanza la historia.

Bandersnatch ha sido la culminación de más de 18 meses de planificación y producción (y dolor), pero también es un comienzo. Porque si bien Netflix ya fue pionero en el arte de la televisión no lineal, la compañía está dispuesta a hacer lo mismo para la narración interactiva.

Rodrigo Vera
Director UX
Diseñador Gráfico especializado en Diseño UX con el interés de desarrollar experiencias memorables en la interacción de las personas con productos y servicios. Me intereso en el diseño de interacción más allá de la plataforma digital y de cómo puede proporcionar mejores experiencias en espacios públicos y hacer cambios reales en las vidas de las personas.

Comentarios