¿Cuál es la voz de tu producto? - Blog IDA Chile | Estrategia para el éxito de tu negocio
Identidad web

¿Cuál es la voz de tu producto?

Independiente del producto que sea, en cada uno, siempre hay un relato presente. Este relato, es quien entrega una voz particular nuestros productos, siendo parte fundamental de la identidad de cualquier plataforma. Por eso, es importante que sepas articular relatos a partir del texto y diseño.

Tanto para el diseño como para la escritura existe un sello distintivo. La inspiración y guías de estilo, son algunos de los recursos que permiten encontrar esa voz única e irrepetible, que transmita con personalidad, aquello que queremos comunicar.

Cuando diseñamos experiencias, el texto a veces queda en el olvido. El diseño, de experiencia o interfaz, absorbe los elementos más importantes, como si la experiencia sólo se diera a través de lo bueno o mal diseñado que algo está.

Pero en el fondo, sabemos que el diseño no es lo único que transmite. El texto y el diseño son como uña y mugre. Y no podemos olvidarlo.

¿Qué rige nuestra identidad?

Como en todo en la vida, hay valores que guían nuestros procesos. Sabemos que una marca o producto, los transmite a través de su diseño, su contenido y su funcionalidad. Con frecuencia, olvidamos esas guías valóricas, pero al mismo tiempo, si tenemos objetivos claros, esos valores deberían transmitirse dentro de un gran todo.

Para ello, priorizar valores siempre es importante. Permite que el producto, apunte y transmita siempre el mismo mensaje, con su propia voz, sin generar discordancia. Para ello, jerarquizar necesidades, valores y objetivos, es vital. Pues todos esos elementos juntos, que deben coexistir dentro de un producto, le darán esa identidad única que buscamos.

Personalidad

Ya decíamos que el texto es la voz. Y junto con el diseño, serán la esencia y expresión de cualquier plataforma. Pero para que esto sea concreto, independiente de los valores que rijan a tu marca o producto, estos deben cumplir con algunos requisitos.

Sé claro:

Si quieres que el usuario haga algo, dale las instrucciones de la forma más clara posible, eso significa, sin usar palabras rimbombantes, largas o poco frecuentes. Recuerda que si no nos entienden, significa que la experiencia del usuario será negativa.

Sé conciso:

Cuando debas escribir instrucciones, preguntas, contenido, etc. Evita alargar ideas. Utiliza párrafos cortos que permitan procesar cada idea que transmites con claridad.

Distribuye el espacio del texto:

¿Has escuchado de las sábanas de texto? Son bloques con largas frases, que saturan visualmente a los usuarios. Recuerda que finalmente, con cada palabra que usamos, le estamos hablando a las personas.

Por eso, la recomendación es que los textos, tengan una distribución equitativa de palabras en sus oraciones. Si una frase es mucho más larga que otra, redúcela o distribuye mejor los espacios dentro de tu plataforma.

Sé amigable

La forma en cómo transmites tus contenidos, te otorgará una personalidad especial. Sin embargo, construir desde la empatía, generará mejores respuestas por parte de los usuarios. No es lo mismo encontrarse con la instrucción: “Rellene este campo para continuar”, a “Antes de continuar, ayúdanos con tu opinión” o los mensajes cada vez más comunes en aplicaciones, que dicen: “Tú opinión es importante”.

La forma en cómo resuelvas estas temáticas, inevitablemente pondrá en tu producto, una huella única que generará generar acciones positivas. No olvides que las emociones están siempre presentes en el espacio online, y son aquellas que nuestros productos transmiten, las que nos permiten generar experiencias únicas.

Creo que la tecnología es una aliada de las comunicaciones. Busco lo último en tendencias e innovación UX para que integremos herramientas digitales útiles a nuestra vida cotidiana. Me intereso en la protección de datos personales e investigo para que Internet sea un lugar más seguro.

Comentarios