Posicionamiento orgánico

Google RankBrain y los desafíos SEO para el 2019

La incorporación de Google RankBrain significará un cambio radical en la forma en que optimizamos nuestros sitios. Te contamos cómo estar preparado para su llegada este 2019.

Ilustración para artículo sobre Google RankBrain y los desafíos SEO para el 2019

Es de conocimiento (casi) popular, que para elaborar contenidos digitales que posicionen de forma óptima el contenido orgánico para motores de búsqueda (SEO), debemos considerar elementos que potencian esta cualidad en la página.

Debemos cuidar el uso de palabras clave y otros elementos del HTML, etiquetas de jerarquización del contenido, las metaetiquetas con un page title y una descripción de no más de 160 caracteres que sean amigables con los resultados que entregan buscadores como Google.

Claro que para cumplir con nuestros objetivos de posicionamiento orgánico necesitamos mucho más que una buena estrategia de keywords. Durante el 2018, el buscador anunció, finalmente, la implementación de un nuevo algoritmo conocido como RankBrain.

Se trata de una especie de robot “pensante” que, a través del Machine Learning, detecta algunas variables dentro del contenido, tales como el tiempo de permanencia en la página y la tasa de clicks o el CTR que se obtiene en la página de resultados. Todo esto impactará en el SEO de nuestros sitios.

¿Cambiar la estrategia o cambiar los elementos?

Originalmente, una estrategia SEO debía contemplar elementos como la planificación de keywords, la presencia de palabras clave dentro del título, bajada y a lo largo del contenido, generación de links internos y backlinks que nos permitieran dar “reputación” a nuestro sitio, entre otros.

Debido a los cambios que Google ha ido implementando en su motor de búsqueda, el desafío para los creadores de contenido se ha vuelto más complejo y ciertamente más desafiante. Por ejemplo, ya no basta con generar contenido “porque sí” aunque cumpla con la estructura de HTML y la presencia de metadatos; hoy nuestras publicaciones son evaluadas de acuerdo a su calidad, pertinencia y autoridad de quienes publican.

¿Podemos externalizar la generación de contenidos? Claro que sí, pero ahora debemos considerar una mayor dedicación a cada artículo. El contenido tiene que estar respaldado por una voz experta que puede ser la misma marca o el autor, dependiendo del caso.

La base de la redacción de contenidos está en la investigación y confirmación de fuentes y datos. Los contenidos no solo funcionan como elementos de venta, sino que, en primer lugar, son herramientas comunicacionales que hablan en nombre de la marca.

¿Cómo nos volvemos expertos del contenido?

Aquí está la magia. Si tenemos una buena estrategia de contenidos, nuestros contenidos demostrarán nuestra expertise. Debemos considerar el desarrollo de formatos novedosos que incluyan estudios o análisis de tendencias, infografías fáciles de compartir, resúmenes y mucho más. El cielo es el límite para la creación.

Si nuestro contenido es de calidad y entrega valor a los usuarios, es mucho más probable que sea compartido en otros sitios o a través de redes sociales, generando los esquivos backlinks y aumentando nuestra reputación en línea.

Otra variable que debemos considerar es la arquitectura de nuestro sitio. Si la necesidad de generar contenidos nos ha llevado a duplicar (o multiplicar) publicaciones, este es el momento de dar pie atrás. Consolidar o agrupar los artículos relacionados a un tema en un solo lugar puede ser mucho más beneficioso para el tráfico a nuestro sitio, ya que finalmente estaremos ayudando a google a entender dónde está el valor del material que producimos en lugar de dispersar o inducir a error.

Sumar a RankBrain en nuestra estrategia

Como ya lo adelantábamos, este algoritmo de Google actúa interpretando las interacciones de los usuarios con los resultados que aparecen en las búsquedas, a través del análisis del tiempo de permanencia en el sitio y la tasa de clicks que obtiene nuestro snippet.

En términos simples, puede que nuestro contenido esté optimizado y posicionado entre los primeros resultados, que su page title sea perfecto y su descripción sea atractiva, pero si los usuarios no encuentran lo que buscan, o no logran enganchar con nuestro contenido (lo que se refleja en nuestra tasa de rebote), RankBrain nos bajará de posición.

Lo mismo sucede con la evaluación del CTR, si nuestro contenido está optimizado para aparecer en la primera página de resultados, pero no resulta ser lo suficientemente atractivo o simplemente las respuestas están en el mismo resultado, nuestras posibilidades de llevarnos el click disminuyen de manera importante y frente a esto el algoritmo también nos penaliza.

En resumen, el próximo año estará cargado de desafíos para quienes trabajamos en las áreas de marketing de contenidos y posicionamiento orgánico, pero si mantenemos el foco en la calidad de los artículos que generamos, buscando que sean atractivos, viralizables y de valor; ya estaremos dando los primeros pasos hacia el cumplimiento de nuestras metas.

Comunicarnos es un ejercicio sencillo y a la vez tan complejo, que muchas veces nos cuesta expresar con claridad las cosas que queremos decir. Por eso la comunicación, cuando es efectiva, es un activo de altísimo valor; permitiendo que tanto marcas como usuarios puedan relacionarse con fluidez.

Comentarios