Investigación

Metodología trendwatching para estudiar tendencias

La necesidad de encontrar nuevos territorios donde dirigir los esfuerzos de innovación, ha llevado a las organizaciones y marcas a centrar su atención en los estudios de tendencias. A continuación te explicamos cómo desarrollamos estos procesos.

Ilustración para artículo sobre metodología trendwatching.

¿Por qué estudiar las tendencias?

Una tendencia es una manifestación de cambio, es la consumación de una intención. Podemos entenderla como comportamientos humanos que son empujados por fuerzas económicas, sociales, políticas, artísticas, climáticas u otras.

Estos comportamientos, a la larga, llevarán a la toma de decisiones. Debemos comprender a nuestros usuarios como personas con intereses que varían en el tiempo. Adelantarnos a esos cambios, o detectarlos en etapas tempranas de su vida, nos ayudará a tomar decisiones estratégicas basadas en escenarios próximos a nuestra realidad.

Conocer las tendencias de nuestro rubro y de nuestros usuarios nos permitirá anticiparnos a los cambios, optar por caminos más innovadores, que pueden ser, potencialmente, el estándar de la industria.

Etapas de una tendencia

Una tendencia nace desde sus trend creators, una minoría de usuarios excepcionalmente creativos en materias de creación de nuevas ideas. A su vez, una tendencia muere en los anti-inovators, otra minoría de usuarios extremadamente reticentes a incorporar nuevas ideas a su vida. Su desarrollo sigue la forma de un rombo, con un peak de popularidad al medio de este.

Imagen extraída de Anatomy of a Trend (Henrik Vejlgaard).

Mientras más temprano detectemos una tendencia, más útil será para anticipar hacia dónde se dirigirán los comportamientos de nuestros usuarios y clientes.

Tipos de tendencias

Podemos categorizar las tendencias según su alcance:

  • Micro tendencias: Corresponden a fenómenos locales, que alcanzan a un país o una región en específico.
  • Macro tendencias: Corresponden a fenómenos que afectan a ciertos sectores del planeta. Son comportamientos válidos en esos espacios.
  • Mega tendencias: Afectan a la mayoría de la población global, son comportamientos aceptados por la gran mayoría de las personas.

¿Cómo estudiamos las tendencias?

Cada día las organizaciones se ven presionadas a buscar nuevas alternativas o vías para poder diferenciarse. Desde esta perspectiva, las tendencias lejos de tratarse de un asunto de intuición necesita un proceso de investigación basado en métodos para descubrirlas, entenderlas y proyectarlas en escenarios futuros.

El trendwatching es una metodología pensada para entender las tendencias que mueven al mundo. A través de esta podemos elaborar informes de tendencias, los que nos ayudarán a comprender escenarios futuros a los que deberá hacer frente una organización o proyecto.

El trendwatching adapta metodologías de user-centered design y problem-solving desing para dar sistematicidad e intención a la búsqueda, análisis e identificación de tendencias:

Metodología presentada por Andrés Gallardo, Eco Innovation strategist at Enedit

Para llevar esta metodología, debemos comprender que las tendencias no aparecen de la nada, un comportamiento es propiciado por las influencias para el cambio (factores sociales, políticos, económicos, ambientales o culturales), las representaciones de cambio (instituciones) y los patrones (conceptos en que se encuentran las influencias y las representaciones).

Los pasos de la metodología son:

Análisis previo

En este paso articulamos el brief, problemática o expectativa inicial que motiva a la organización a realizar una búsqueda de tendencias.

Realizamos un análisis interno y externo de nuestra organización y de la industria nacional e internacional.

Comprender: Identificar influencias para el cambio

El objetivo de esta etapa será comprender qué está pasando fuera de nuestra organización a través de las influencias para el cambio. Para esto debemos identificar las necesidades de las personas y las influencias que las sustentan las tendencias.

El primer paso de esta fase será la geolocalización de fuentes y datos a nivel mundial. Estos deben ser catalogados, identificando patrones relevantes para el estudio.

El segundo paso será la clasificación, con el objetivo de unir los puntos relevantes de las fuentes estudiadas.

Observar: Identificar representaciones de cambio

En esta etapa de nuestro estudio deberemos mapear las instituciones que contengan proyectos y buenas prácticas, es decir, las representaciones de cambio.

Entendemos el concepto de “instituciones” en el amplio sentido de la palabra, comprendiendo desde agrupaciones vecinales hasta multinacionales.

Además, en esta etapa debemos comprender patrones, es decir, semejanzas de comportamiento entre influencias y representaciones, para identificar áreas de oportunidades.

Definir: Tendencias para la acción

Durante esta etapa podremos definir las tendencias  y explicar cómo estas fuerzas de cambio se traducen en retos para abordar. Una vez identificadas, podremos clasificarlas y medir su potencial impacto.

Idear: Escenarios de acción

Finalmente, el objetivo de esta última etapa será el de construir escenarios (oportunidades) para la organización.

Estos escenarios pueden ser:

Probables: Proyecciones creadas a partir de datos conocidos.

Preferibles: Oportunidades para la cooperación o competición con instituciones pioneras.

Plausibles: Futuros deseables basados en juicios valores.

Posibles: Oportunidades abiertas para la innovación o la investigación.

¿Por qué trendwatching y no benchmarking?

Si bien un benchmark puede guiarnos estratégicamente para conocer el contexto de nuestro proyecto, sus resultados serán distintos debido a que su metodología estudia .

No se trata solo de observar a la competencia, sino que de adelantarse a los cambios e innovar. La metodología de investigación trendwatching nos permite diseñar soluciones mirando con claridad los próximos pasos en nuestros distintos campos.

En IDA, nuestro trabajo siempre va guiado por una investigación previa. Esto nos permite diseñar experiencias de usuario más satisfactorias. Si necesitas incorporar una mirada de diseño estratégico a tu proyecto, no dudes en contactarnos.

Directora de experiencias y diseño de servicios
Trabajo día a día para construir experiencias a escala humana teniendo como centro la experiencia de las personas. Para cumplir esta misión, investigo y velo por la dirección y control de los proyectos UX y de diseño de servicios de IDA.

Comentarios