UX Research

Cambios de comportamientos y hábitos digitales

Estrategia digital 6 min. de lectura

Con más de una año desde el comienzo de la pandemia por COVID-19, ya podemos empezar a identificar los nuevos comportamientos y cambios de hábitos en nuestras conductas digitales, y aquí daremos un repaso a las más relevantes y significativas.

ícono de un cerebro con figuras a su alrededor que demuestra los cambios en los hábitos de nuestra vida.

La digitalización del mundo con el que nos rodeamos comenzó hace mucho y avanza a pasos agigantados. Internet comenzó con sus primeros rasgos finalizando la década de los 60 con el nacimiento de Arpanet y tomó la forma con que la conocemos hoy en marzo del año 1989; la primera webcam data de 1991 con el proyecto Xcoffee y la primera red social se remonta a 1995 gracias a SixDegrees. Así, la sociedad ha sido testigo de decenas de cambios, los que hoy, ya son parte de nuestra cotidianidad. 

Hoy, estos inventos de antaño nos parecen completamente higiénicos y los utilizamos sin mediar reflexión alguna. Sin embargo, la pandemia en la que nos hemos encontrado todo el 2020 y este 2021, ha traído consigo una serie de conductas que es al menos interesante de revisar.  

Superando ya un año de confinamiento, empiezan a tomar fuerza diferentes informes a nivel mundial que muestran los cambios que han experimentado nuestros hábitos digitales; uno de los hallazgos más obvios, pero al mismo tiempo interesantes, es que estos cambios han alcanzado múltiples áreas de nuestra vida: el teletrabajo llegó para quedarse, la educación online alcanzando nuevos límites, la incipiente digitalización de la atención de salud, el crecimiento del comercio online y el surgimiento de cada vez más plataformas de entretenimiento virtual.

Dejamos de recorrer grandes distancias para encontrarnos y cambiar de ubicación, y nos hemos volcado a Internet como espacio de relación y vínculo. Estamos desafiando los límites de lo posible a través de la instantaneidad y la ubicuidad. Estas, son dos cualidades a las que como humanos siempre estuvimos privados, y hoy definen nuestro quehacer cotidiano.  

Algunos cambios significativos

Diversos estudios señalan e intentan identificar los cambios más significativos en nuestras conductas. Uno de ellos es la aproximación que hace McKinsey, donde se revela que con solo dos meses de pandemia, ya habíamos avanzado casi 5 años en adopción de prácticas digitales.  

Por otro lado, la consultora internacional PWC revela por medio de su estudio, que se han evidenciado grandes cambios en relación a las prácticas cotidianas como el aumento de horas dedicadas al entretenimiento y hobbies.

Un consumo diferente

Con los meses de confinamiento, las plataformas de entretenimiento online han tenido un crecimiento sostenido. Los creadores de contenido en plataformas como YouTube han aumentado, tanto en la cantidad de canales como en suscriptores; lo mismo para las plataformas de entretenimiento, en menos de dos meses Disney+ alcanzó la misma cantidad de suscriptores que Netflix en casi 7 años. 

Similar situación están experimentando las redes sociales, que están pasando por su máximo peak. El informe de WeAreSocial 2021 , indica que estas plataformas crecieron en más de un 10% respecto al año anterior y también aumentó el tiempo que les dedicamos.

Nuestro consumo de televisión también ha variado. De hecho, la TV por streaming ha ganado relevancia frente a su alternativa tradicional; por su parte, los teléfonos móviles se han posicionado como la pantalla a la que más horas al día dedicamos. Estas situaciones no solo ocurren en los segmentos ya acostumbrados a la digitalización, sino también en aquellos más distantes como los usuarios mayores de 65 años. 

La transformación de la pantalla del smartphone en nuestra “primera pantalla”, es decir a la que dedicamos mayor cantidad de horas, ha traído consigo que muchas prácticas se vuelquen a ese espacio. Lo anterior, no solo se da en las apps de mensajería; según datos ha aumentado significativamente la descarga de aquellas dedicadas al entretenimiento; donde encontramos los juegos, redes sociales y plataformas de streaming online.

Cambios que aún no termina de plasmarse

Algunos estudios también nos indican que hay cambios que se están generando pero que son de mucho más largo aliento. Por esto, habrá que ver como evolucionan para determinar su efecto en nuestra cotidianidad. 

Uno de ellos es el efecto que está teniendo la pandemia en la percepción de nuestro hogar. En muchos casos la vida familiar y la utilización de ese espacio se está transformando , con muchas más horas al interior de este. Los espacios habitables han cambiado su función, un ejemplo recurrente es como una mesa de comedor se transforma en escritorio, y un living en sala de cine. Al mismo tiempo, se refuerza la idea del hogar como un lugar seguro y de resguardo, sensación acrecentada por la pandemia y la amenaza del COVID.

Otro de los cambios que aún no terminan de visualizarse, es el fenómeno de la confianza en los otros. En una crisis como la actual, esto  se pone a prueba, la seguridad personal pasa por creer en los cuidados de los demás y aprender a convivir en circunstancias donde una amenaza invisible solo deja como recurso, el creer en la palabra y compromiso de los demás miembros de la sociedad. Es en los momentos de crisis donde nos ponemos a prueba y esto forjará las relaciones sociales futuras. 

Por último, la grave crisis de salud mental que puede (o se está generando) debido a la pandemia también traerá consecuencias impensadas , las cuales aún es demasiado temprano para identificar. 

Como podemos ver, la vida en pandemia ha traído significativos cambios en nuestras conductas y hábitos. Algunos son evidenciables cuantitativamente, mientras que otras consecuencias están recién formándose y no podremos dimensionarlas hasta algunos años más. 

 

Referencias:

COVID-19: 5 nuevas realidades en la experiencia humana que las empresas deben abordar – Accenture

DIGITAL 2021 – We Are Social

Evolving priorities: COVID-19 rapidly reshapes consumer behavior – PWC

How COVID-19 is changing consumer behavior-now and forever – McKinsey

Acerca del Autor

Juan Benítez - UX Researcher

Siempre me ha interesado comprender el comportamiento de los consumidores y desde la Psicología Social y la investigación he tenido la posibilidad de aproximarme a este dinámico y cautivador fenómeno. He tenido la suerte de trabajar en estudios de mercado, consultorías y diagnóstico de experiencia de clientes, lo que me ha permitido acercarme al cliente, a su contexto y sus múltiples formas de vincularse con el mundo.

Agregar un comentario