Ciberseguridad

Deepfakes e Inteligencia Artificial: cuando la realidad nos comienza a engañar

Durante los últimos años, diversos grupos de investigadores alrededor del mundo han trabajado en el desarrollo de aplicaciones basadas en inteligencia artificial; siendo la creación de imágenes falsas de personas una de las atemorizantes de todas.

Tres rostros con muecas de felicidad, sorpresa y enojo.

Las diferentes aplicaciones de la inteligencia artificial parecen no dejar de sorprender. Esto gracias a la publicación de un paper titulado “Few-Shot Adversarial Learning of Realistic Neural Talking Head Models”, en el que se resume el trabajo realizado en conjunto entre un grupo de investigadores del Centro de Inteligencia Artificial de Samsung en Moscú y el Instituto Solkovo de Ciencia y Tecnología.

Los resultados de este documento son a todas luces sorprendentes. Gracias al “entrenamiento” de las  redes neurales, estos investigadores han logrado realizar verdaderas animaciones de retratos estáticos de diversas celebridades. Incluso algunas obras de arte como la Monalisa de Leonardo Da Vinci.

Con este anuncio, los investigadores nos demuestran una vez más que los límites del uso de la Inteligencia Artificial aún están muy lejos de ser descubiertos o incluso regulados. Especialmente si consideramos la facilidad con la que estos avances permiten realizar suplantaciones de personas, también conocidos como Deepfakes.

Los peligros del Deepfake

Tal como en los últimos años han proliferado las publicaciones de noticias falsas o fake news, los deepfakes son piezas, normalmente en video, que consiguen burlar a ojos y oídos capaces de distinguir entre lo que es ficción y realidad. Esto puede no parecer algo grave o peligroso en primera instancia, sin embargo, las posibilidades de ser suplantado en piezas de diversa índole, existe y es real.

Una de las primeras aplicaciones del Deepfake surgieron en el mundo de la pornografía. Aquí, a diferentes videos de connotación sexual se agregaban los rostros de algunas celebridades de Hollywood. De manera que a simple vista pareciera que los artistas eran quienes protagonizaban esas secuencias.

Ya con el avance de las investigaciones, la tecnología ha ido mejorando y ha logrando engañarnos aún más. Tal es el caso, por ejemplo, del trabajo realizado por investigadores de la Universidad Carnegie Mellon. Donde lograron el traspaso no solo de un rostro, sino que también de gestos, estilo y hasta las expresiones faciales que tiene una persona.

Sin embargo, esta tecnología también tiene aplicaciones positivas, como es el caso del cine, en el que podemos traer a la vida a personas que ya no están. Tal es el caso de la actriz Carrie Fisher, quien falleció en el año 2016. Y gracias a esta tecnología, los estudios cinematográficos la han logrado incluir en las últimas entregas de la saga de Star Wars, incluyendo el estreno programado para fines de 2019.

“Esta persona no existe”

Una de las aplicaciones más aterradoras de la inteligencia artificial es, sin duda, la generación de imágenes de diversas personas del sitio “This person does not exist”. En este caso, más allá de la animación de retratos o la suplantación de identidad en videos, lo que llama poderosamente la atención es la calidad y la capacidad adquirida por el algoritmo para crear imágenes de personas que aparentan ser reales. Tienen todos los rasgos para hacernos creer que son fotografías verdaderas, pero la verdad es que no existen en la realidad.

El trabajo de este sitio también está basado en el trabajo de redes neurales antagónicas (o GANs en inglés). Cuyo valor está en el desarrollo gradual de imágenes, logrando un control de cada uno de los detalles del rostro. Desde la textura de la piel, la disposición del cabello, entre otros.

Esta tecnología, nos abre concientiza sobre las posibilidades de la inteligencia artificial, y el camino de la tecnología hacia el futuro.Además de los cuidados que cada usuario debe tener en Internet.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios