Seguridad

Reconocimiento facial: cómo resguardar la privacidad de los usuarios

El reconocimiento facial se ha popularizado como una herramienta con un inmenso potencial para la seguridad, pero su uso indiscriminado podría poner en riesgo la privacidad de los usuarios.

Ilustración para artículo sobre protección de datos y reconocimiento facial

Las tecnologías de reconocimiento facial han sido presentadas como uno de los avances más importantes de los últimos año en materias de seguridad, pero las consecuencias de su uso podrían apuntar a un camino totalmente opuesto. En las manos equivocadas, estas podrían ser herramientas de vigilancia altamente peligrosas.

Se les ha criticado por sus problemas para diferenciar rostros de minorías, pero sus peligros van más allá. Estas tecnologías pueden ser utilizadas para alcanzar niveles de vigilancia que atacan directamente la privacidad de la ciudadanía. Es por esto que una legislación al respecto resulta urgente.

Dónde está el reconocimiento facial

Célebres son ya las denuncias de que China estaría espiando a sus habitantes a través de cámaras de seguridad o que Microsoft facilitó esta tecnología al Servicio de Inmigración de Estados Unidos para identificar a las personas.

Claro que también han habido usos de estas tecnologías con fines menos nocivos, como el estudio de aves, la identificación de antepasados o la búsqueda de mascotas perdidas. El problema no radica en la tecnología misma, sino que en los múltiples usos maliciosos que se le puedan dar.

Medidas para la protección de datos

Algunas empresas ya han optado por prevenir estas situaciones. La misma Microsoft anunció que adoptarán principios éticos para el desarrollo de la tecnología de reconocimiento facial. El lema sería que “el año 2024 no se parezca a una página de la novela ‘1984’”.

Priorizaron seis principios para respaldar el uso de esta tecnología: equidad, transparencia, responsabilidad, no discriminación, información y el consentimiento de los consumidores y la vigilancia de acuerdo con la ley.

Estos principios se implementarán a fines del primer trimestre de 2019, por lo que están preparando documentos para distribuir a sus trabajadores y para instar a otras empresas de tecnología a hacer lo mismo.

Legislación para la protección de datos

Claro que, si los principios éticos son insuficientes, solo se puede emprender una regulación a través de las leyes. El problema es que, a nivel mundial, están bastante atrasadas en este punto.

La excepción mundial en este punto es la protección a los datos personales que ofrece la Unión Europea, donde uno debe explícitamente otorgar estos datos. Es por eso que Facebook debió incluir una consulta sobre si aceptaban usar la tecnología de reconocimiento facial.

Los encargados de legislar a nivel mundial deberían tomar en serio esta problemática y proteger la información de los usuarios. Por eso es importante que se den alarmas cuando se avance en el sentido equivocado.

Reconocimiento facial en Chile

Marcelo Drago, Presidente del Consejo Para la Transparencia, alertó hace un tiempo cuando comenzó a utilizarse un software de reconocimiento facial en el Mall Plaza Los Domínicos, por posibles abusos que se podrían cometer con los datos personales de los clientes.

Para el uso de estos datos, según el titular del consejo, no basta con cumplir con la actual legislación de 1999 y asegurar que no se compartirán con terceros, pues “se debe decir qué se va a hacer con ellos y cómo se van a resguardar. No basta que se declare que no se va a entregar esos datos a otras instituciones”.

También dejó de manifiesto la falta de una política de datos “de cara a la ciudadanía, que resguarde la integridad, confidencialidad y acceso a los datos de las personas”. Aquí no habría un compromiso claro de parte del sector privado de un buen uso y tratamiento de estos antecedentes.

Drago concluyó que se debe avanzar en la implementación de estándares internacionales en cuanto al tratamiento de los datos personales. “La gente debe saber la importancia que tiene mantener el control sobre sus datos personales, incluyendo sus rasgos faciales”, señaló.

Por esto, la legislación debe resguardar nuestros datos personales, pero si aún no nos protege, debemos estar atentos a cómo manejamos su flujo. Puedes revisar el sitio de Datos Protegidos para aprender a cuidar mejor tu información. Además, puedes seguir nuestros artículos sobre seguirdad para mantenerte

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios