Una herramienta de visibilización para las mujeres de la industria
Aniversario + Mujeres en UX

Una herramienta de visibilización para las mujeres de la industria

El directorio de + Mujeres en UX se ha transformado en un de los proyectos más destacados de la comunidad. Para sus creadoras, el resultado es contar con una herramienta que entrega nuevas oportunidades a las profesionales de la industria.

Ilustración para artículo sobre el directorio de Más Mujeres en UX

La primera versión del directorio de + Mujeres en UX se lanzó en mayo del 2018. Apenas habían pasado un par de meses desde la primera reunión del grupo y la herramienta salió al aire con 180 profesionales ingresadas.

En el contexto del primer aniversario de la agrupación, revisamos el proceso con sus creadoras. Daniela y Claudia nos comentan cómo llegaron a la comunidad, cuál es el sentido de tener un directorio y cómo se vislumbra una tercera versión del mismo.

La primera reunión

Daniela Riquelme es Digital Transformation Lead y Claudia Ulloa es UX Manager. Ambas llevan algunos años trabajando en torno al diseño de experiencia de usuario. Si bien habían participado en actividades de otros grupos del rubro, nunca se habían visto tan involucradas como lo hicieron con + Mujeres en UX.

“Nunca había sido parte de una comunidad, pero por algo estoy en esta”, cuenta Daniela. Ambas recibieron la invitación a la primera reunión del grupo, organizada por Mariana y Carolina.

“A esa primera reunión fueron ocho o diez chicas”, dice Daniela. “Me sumé a todo lo que iba saliendo. No fue impuesto, fue natural y orgánico en base a esa reunión, que fue bastante emotiva, emocionante y reveladora”.

“Mariana me contó el resultado y había mucha necesidad”, cuenta Claudia. “Mucha necesidad de enfrentar desafíos acompañadas, de aprender. Eso me llamó la atención, porque a mi me interesa todo lo que sea colaborativo y co-creativo.”

La idea de un directorio

La idea original del directorio era construir un espacio con la lógica de LinkedIn. Claudia tenía otra idea, pensaba en algo más cercano a un ecosistema para quienes trabajaban en el área. Sin embargo, el proyecto siempre apuntó hacia lo profesional.

El directorio pudo haber sido también cualquier otro proyecto que le hubiesen solicitado a Daniela. “Me iba a sumar a lo que fuese. Si me hubiesen pedido ser parte de talleres hubiese dicho que sí”.

“Me di cuenta de que existía un problema que yo no había visto. Yo creía que eran cosas de la pega, pero no lo eran, eran cosas que se ven reflejadas en toda la sociedad. Cuestiones que te discriminan o limitan y que al estar normalizadas son invisibles para muchos”.

En esta etapa se sumó también Saúl Solórzano, quien desarrolló la herramienta. “Él nos ayudó a desarrollar este sitio web sin ningún interés en recibir algo a cambio”, explican.

“El objetivo era demostrar que somos muchísimas mujeres en UX”. Esto tenía dos caras, una positiva -que habían muchas profesionales, en distintos campos- y una negativa, que nadie sabía que eran tantas. Había que demostrar que eran demasiadas.

“Cuando empezamos a ver qué teníamos que hacer, fue súper lindo ver el significado del directorio, el impacto que podía tener”.

Los desafíos del proyecto

Uno de los principales cuestionamientos a los que ha tenido que hacer frente el directorio es la verificación de las aptitudes de las profesionales. “Nos han cuestionado caleta desde la ignorancia”, dice Daniela.

“Nosotras sabemos que hay perfiles que quizás no son tan exactos, pero poniéndonos en perspectiva con lo que hace LinkedIn, ahí tampoco hacen esa pega y es una plataforma mundial que no es capaz de hacerse cargo”.

Sin embargo, la solución tampoco podía ser ignorar el problema. “Hicimos una segunda versión del producto”, esta vez, mejorando el formulario y estableciendo un panel de revisión para las nuevas inscritas.

“Hay un proceso de revisión. Hay que hacerse responsable. Hemos hecho re-escribir su formulario a varias chicas (…) Porque tampoco queremos que el perfil reclutador vea que una persona se muestra como experta en consultoría UX, pero recién ha hecho un trabajo de diseño de interfaz”.

Destacan de igual forma el trabajo con metodologías Agile para iterar en el directorio. “Para el primer lanzamiento definimos un MVP. Luego de eso, a raíz del feedback y nuestras observaciones, agrupamos todos los comentarios y vimos soluciones para la segunda versión”.

De forma complementaria al directorio, este año se realizará un proceso de entrevistas. Ahora estamos trabajando con UX research para un tercer release.” En esta ocasión, se incorporará la observación de los reclutadores. El directorio “también ha sido un instrumento para facilitar la búsqueda, tenemos una herramienta para encontrar el perfil que se anda buscando de manera más eficiente”.

El impacto del directorio en la industria

“Siento que el directorio cada vez está más instalado como una herramienta de búsqueda de mujeres UX”, cuentan. “Se está logrando el objetivo de que tengamos más vitrina y más visibilización”.

“A mi me han escrito muchas cosas muy bonitas, chicas que han encontrado trabajo gracias al directorio. Empresas nos han dicho que encuentran muy bueno el directorio, que les ha hecho mucho más fácil encontrar ciertos perfiles y contratar chicas.”

La conclusión es que se está cumpliendo el objetivo. El directorio muestra a mujeres que comienzan recién a trabajar en el área y que habrían sido invisibles si no hubiesen tenido un contacto o una conocida que las recomendara.

“Siento que nosotras hacemos ese puente que antes no existía”, dice Daniela. “Antes no existía nada relacionado siquiera a la profesión en su totalidad”.

“El directorio concentra una población grande y ahora es mucho más fácil decir ‘no sé a quién recomendarte, pero si ingresas al directorio de + Mujeres en UX, ahí puedes encontrar a alguien que te puede servir’. Es como una alternativa, pero también es un puente que antes no existía y las chicas lo agradecen”.

El desafío 2019

Para ambas, lo mejor ha sido lograr el objetivo del proyecto. “Eso te llena el corazón”. “Ahora yo no voy a poder seguir participando”, cuenta Claudia, pero llama a todas las participantes de la comunidad y a quienes se quieran sumar a sumarse.

“Daniela va a necesitar harta ayuda y yo creo que mientras más voces mejor, para que el producto quede más lindo y representativo”, dice. “Sabemos que podemos seguir haciendo mejoras y seguir creciendo”, la apoya su compañera. “De hecho, ahora me acabo de meter al back office y hay un listado de doce solicitudes que yo no había visto.”

Tanto Daniela como Claudia esperan que esta iniciativa siga impulsando un cambio cultural. Porque la comunidad promueve la construcción de espacios seguros que potencien a las profesionales del diseño de experiencia de usuario.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios