Arquitectura de Información

El contenido es el rey: Sin contenido los mapas no sirven

Arquitectura de Información 4 min. de lectura

Un error común que vemos en el diseño de plataformas, es construir sin utilizar el contenido real. Si eres de los que avanzan sus sitios con Lorem Ipsum, tenemos una primicia: El diseño sin contenido no es diseño. Solo son habilidades plásticas sin sentido, sin objetivo, sin aporte.

Hoja con texto que tiene un corona de rey y que en su interior tiene un icono de YouTube y otro de una imagen

En esta tercera entrega de artículos relacionados con la Arquitectura de Información, presento la base fundamental de esta importante área: el contenido. Aquel que entendemos como eje fundamental y columna vertebral de nuestra disciplina. 

Para entender esto, es importante entender algo fundamental: 

Todos somos contenido; todos tenemos un mensaje que entregar, independiente si es público o privado. 

Para esto, me es fácil usar como ejemplo las conversaciones con mis amigos, sobre orientación o recomendaciones para mejorar su presencia digital. Siempre llego a una frase como esta:

 “Comparte tu contenido de la forma más natural posible”. 

Esa acción, implica hablar de un tema en particular, con un modo propio de decir las cosas y dar énfasis a determinados conceptos. Estos y muchos otros factores son los que hacen que nuestro discurso sea único y especial. Lo que nos devuelve a lo importante de diseñar con contenido y no sin él.

Qué debe hacer un Arquitecto de información con el contenido

Primero debemos entender que estamos en un proceso de profunda comprensión. Una mirada amplia y con perspectiva de un sistema. Debemos conjugar los objetivos a cumplir del cliente con las expectativas del usuario, es decir, alinear posiciones mediante la organización del contenido. Como también, comprender los fundamentos que tenemos en frente. 

Personalmente, en mi formación como diseñador y sobre todo en la práctica del diseño, puedo decir que es común enfrentar este ciclo de tomar un contenido para ordenarlo o configurarlo visualmente para que sea entendido de forma simple, directa, correcta e inequívoca.

Este proceso de comprensión implica entre otras cosas:

  • Entender a cabalidad el tipo de contenido al que nos estamos enfrentando.
  • Analizar cómo se comporta: su frecuencia de publicación, elementos que lo componen, cantidad en cada formato.
  • Clasificar qué contenido es fundamental, prioritario, complementario o accesorio.
  • Capacidad del cliente para generar el contenido. Tamaño del equipo.

Aunque suene obvio un arquitecto de información (AI) debe dinamizar los contenidos de un proyecto. No han sido pocas las veces en que nos enfrentamos a un cliente o proyecto donde no hay claridad del contenido o su creación se pospone consistentemente. En estas instancias es fundamental el rol del AI para levantar las alertas correspondientes y exponer lo vulnerable que puede volverse el proyecto.

La función del AI es darle un orden, tipos de relaciones y jerarquías, solo una vez asimilado el contenido, los objetivos de este y las necesidades de los usuarios. Básicamente, orquestar el contenido para convertirlo en la mejor experiencia que podamos construir para los usuarios de nuestro cliente.

¿Por qué no se puede hacer Mapas sin contenido? 

Lo primero es que si reparamos en el nombre de la herramienta esta se define como “Mapa de Contenidos” por lo que si no tenemos contenidos no tenemos material para articular. Si osamos crear uno sin esta base fundamental estaremos trabajando con vacíos que debemos ir rellenando, o inclusive inventando. 

Si la información que debemos estructurar no está disponible, estaremos en presencia de un indicador importante: a nuestro diseño le faltará contenido, “materia” , estructura, propuesta y oferta.

El proyecto en sí mismo se torna vulnerable. Las decisiones acordadas de forma previa podrán ser modificadas porque no hay una referencia sólida a la que podamos aferrarnos. Es decir, se vuelve refutable.

¿Por qué deberías exigir una arquitectura responsable?

Si estás en la posición de un cliente, debes saber que la Arquitectura de Información te permitirá estructurar tu discurso y oferta de forma sólida. Lo que se traducirá en la efectividad y rentabilidad de tu proyecto.

En cambio, si eres diseñador de experiencia, conocer cada detalle, te permitirá sustentar tu trabajo, tus decisiones, en una estructura firme con una visión o perspectiva global. 

En resumen, sin contenido, no podemos generar experiencias memorables.

Algunas lecturas sugeridas 

Dos libros para partir:

– Martin, Lisa (2019). Everyday Information Architecture. A Book Apart 

– Rosenfeld, Louis; Morville, Peter; Arango, Jorge (2015). Information Architecture: For the Web and Beyond. 4th Edition. O’Reilly.

 

Acerca del Autor

Maximiliano Martin - Director de Negocios

Director de Negocios

Valoro al diseño de experiencia como eje fundamental para el éxito de cualquier estrategia digital. En 20 años he trabajado en diseño, código, AI, usabilidad, accesibilidad y gestión, lo que me entrega una perspectiva global para liderar proyectos y crear equipos de elite como el logrado en IDA.

Agregar un comentario