Apple y Google lanzan API para rastrear contagio de COVID-19
Tecnología

Apple y Google lanzan API para rastrear contagio de COVID-19

La colaboración, anunciada hace algunos meses, se concretó a finales de mayo tras consideraciones en torno a la privacidad de los usuarios y usuarias.

Apple y Google contra el COVID-19

Desde su anuncio, esta esperada colaboración despertó ciertas dudas respecto a la privacidad de los usuarios y usuarias. Sin embargo, la tecnología de “notificación de exposición” ya se encuentra disponible para su uso en aplicaciones en 22 países. Tanto Apple como Google confirmaron que el acceso a la API no tendrá costo, ya que se trata de un aporte a la lucha contra la pandemia del COVID-19.

Durante los últimos meses, muchos países han estado trabajando en diversas soluciones tecnológicas para hacer frente a la crisis sanitaria. Es por esto que la propuesta elaborada por los gigantes de la tecnología adquiere especial relevancia, ya que permitirá el avance de aplicaciones desarrolladas por instituciones de salud en todo el mundo.

Una API contra el COVID-19

La propuesta de Apple y Google funciona a partir del rastreo de contactos. En otras palabras; la búsqueda de las personas que hayan podido estar expuestas a alguien contagiado. Se trata de una estrategia que ya se ha utilizado con éxito en el combate contra el ébola y VIH. 

La importancia de este trabajo conjunto no es menor. Hoy en día, una importante fracción de las ventas de teléfonos inteligentes recae en estas marcas. Esto significa que prácticamente todos los smartphones en todo el mundo podrán detectarse entre sí y compartir información sobre la posible exposición a la enfermedad con la ayuda de esta API.  

El debate de la privacidad de datos

Ante el anuncio de la colaboración, autoridades de Europa, Asia y América del Norte cuestionaron a Apple y Google en relación a la protección de datos de los futuros usuarios.  Es por eso que la propuesta para el sistema de rastreo funciona de forma descentralizada, respetando la privacidad al requerir varios niveles de consentimiento. Además, usa señales de Bluetooth en vez del rastreo de ubicación.

Al respecto, las compañías liberaron un comunicado oficial aclarando los términos de privacidad sujetos a la API:

El sistema no recoge ni utiliza la ubicación del dispositivo; y si una persona es diagnosticada con COVID-19, depende de ella informar o no de eso en la aplicación de salud pública. La adopción por parte del usuario es clave para el éxito, y creemos que estas fuertes protecciones de privacidad también son la mejor manera de animar el uso de estas aplicaciones.

Es claro que la tecnología puede puede ser una gran aliada a la hora de abordar y combatir la pandemia actual. Sin embargo, es claro que nos encontramos lejos de la reapertura de las economías en todo el mundo. Epidemiólogos y tecnólogos en general coinciden en que es imposible que las aplicaciones solas puedan resolver este problema. El rastreo de contactos, al igual que la prevención del contagio, requiere que los seres humanos reales hagan gran parte del trabajo duro. 

 

Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios