Liderar en tiempos de crisis: no hay éxito si no conoces a tu equipo
Liderar en tiempos de crisis

No hay éxito si no conoces a tu equipo

Liderar equipos es ser un poco malabarista. Por un lado, tenemos que lidiar y manejar las expectativas y requerimientos de nuestros clientes. Y, por otro, “sacar brillo” a los talentos de quienes nos rodean para poder diseñar e implementar soluciones de calidad, que logren equilibrar -nuevamente- las necesidades de los clientes y usuarios.

conoce a tu equipo

Hasta hace unos meses atrás, creíamos que el teletrabajo era un tema relativamente resuelto. Habíamos probado alternativas -con resultados más o menos exitosos- y hasta nos parecía una buena idea, abordable quizás en un futuro no tan lejano. Pero bastó un murciélago mal cocinado para echar esas ideas al suelo, forzándonos a reconocer que nada nos tenía realmente preparados para esto.

Apostamos al éxito del teletrabajo, pero sin haber preparado una estrategia para afrontarlo como algo que se instalaría por un largo tiempo. Si el panorama general ya es incierto, el distanciamiento social y el encierro, nos imponen de manera individual un escenario aún más complejo. No se trata solo de seguir viviendo en este nuevo paradigma, sino que además debemos darle respuestas eficientes a clientes cada vez más demandantes.

Existen un sinfín de plataformas y herramientas que prometen (y algunas, incluso, cumplen) hacernos más fácil el teletrabajo. Sin embargo, hay una parte que sigue siendo irremplazable en la gestión de proyectos: el aspecto humano.

Gestionemos los talentos

Quienes lideramos equipos tenemos un deber y una responsabilidad con las personas con quienes día a día trabajamos. Es fundamental tener approach a nuestro trabajo desde la gestión de talentos. Es precisamente desde ahí que se descuelga cómo calculamos plazos, entendemos capacidades, prevemos dificultades y, finalmente, gestionamos un proyecto hacia el éxito.

En el mundo del COVID19, liderar y gestionar a nuestros equipos se vuelve aún más complejo. Sabemos que compartimos las mismas inquietudes por lo que nos depara el futuro. Las ansiedades que ellas generan y la sensación generalizada de soledad e incertidumbre son sentimientos compartidos por todos. 

En el nuevo contexto que nos plantea esta crisis sanitaria, creo que hay tres acciones claves. Estas nos pueden ayudar a liderar mejor nuestros equipos: conocer, comunicar y confiar.

Conocer

Se trata de entender con quienes estamos trabajando. Saber cuáles son sus habilidades y capacidades, e identificar aquellos puntos en que nuestros equipos están un poco más débiles. Pero, además, debemos conocer el contexto del equipo: ¿tienen todas las comodidades para trabajar en casa? ¿Están solos o acompañados? ¿Cómo están enfrentando el encierro y aislamiento social? 

Darnos unos minutos al día para preguntar con real interés cómo están nuestros equipos puede marcar la diferencia. No solo para el trabajo que realizamos, sino para que reforcemos que esto es un proceso que estamos viviendo todos.

Comunicar

Por otra parte, comunicarnos de manera eficaz es fundamental para poder gestionar exitosamente a un equipo. Como gestores del talento, debemos ser capaces de darnos a entender con claridad. No sólo porque los requerimientos se pueden perder en la traducción cliente-equipo. Sino porque en este escenario, todos estamos más sensibles de lo normal. 

Pero comunicar no es solo darnos a entender, muchas veces será sólo escuchar. Aprender a escuchar activamente al otro, a ponernos en su lugar, a entender desde dónde nos está hablando, es decir, ser empáticos en este contexto COVID19 es clave. Nos permitirá adelantarnos a crisis dentro del equipo, que puedan afectar tanto la salud como el trabajo que realizamos.

Confiar

Y no por estar al final es menos importante, debemos confiar en nuestros equipos de trabajo. Si los conocemos y nos comunicamos bien con ellos, la confianza es el “premio” que todos obtenemos a cambio. Porque poder confiar en nuestros equipos -y que ellos confíen en nosotros- significa que estamos preparados para hacer frente tanto a los requerimientos urgentes de clientes, dificultades propias de los proyectos y, claramente, sobrevivir a una pandemia mundial. Juntos.

 

 

Mónica Pavón - Jefa de proyectos
Mi principal preocupación son las personas, cómo interactúan con su entorno y qué puedo hacer para mejorar sus experiencias. Creo que la comunicación, el trabajo en equipo y poder conciliar de diversas miradas es fundamental para el desarrollo exitoso e impacto duradero de un proyecto.

Comentarios