El valor del correo de seguimiento: ¿Cómo escribir un buen follow up?
Empleo

El valor de los correos de seguimiento

A la hora de buscar un nuevo trabajo, existen algunas estrategias simples pero efectivas que pueden ayudarnos a destacar entre los demás candidatos y candidatas. Aquí te contamos sobre la importancia del “follow up” o seguimiento.

Correo de seguimiento

La búsqueda de un nuevo empleo, sin importar el motivo que esté detrás, suele ser una fuente de preocupación. Ante estas complicaciones, lo mejor es ser proactivos y proactivas e interpelar directamente a nuestra contraparte. Sin embargo, es importante no tomar esta acción a la ligera e interactuar siempre en base a una estrategia. Manejado adecuadamente, el correo de seguimiento o follow up es un arma crucial.

Ya sea que nos encontremos realizando este ejercicio por primera vez o simplemente queramos explorar nuevas oportunidades, la incertidumbre muchas veces puede jugarnos una mala pasada. Abogar por nosotros mismos puede parecer incómodo, pero está demostrado que afirmar nuestras necesidades, incluso en pequeñas formas, puede generar menos ansiedad, mayor autoestima y mejores relaciones. Además, en este caso, nos ayudará a mantenernos vigentes durante el proceso de selección.

Consejos para escribir un correo de seguimiento

Puede que sientas que estás “molestando” a tu interlocutor o interlocutora. Eso es porque, bueno, existe una alta probabilidad de que efectivamente sea así. El mensaje que implícito en este tipo de intercambios es, en términos simples: “Te estoy esperando, date prisa”. De ahí su complejidad.

  1. Preséntate: Seguramente no eres el único candidato o candidata al puesto. Es conveniente que hagas una corta -énfasis en corta- presentación, mencionando quizás la fecha de tu entrevista. Esto sirve para “traerte” a la mente de los seleccionadores para que puedan relacionar a la persona que evaluaron con la que ahora les escribe.
  2. Aclara tu timeline: Es aconsejable especificar las fechas en las que puedes comenzar a trabajar. Si tienes otros compromisos o planes, sé transparente con tu contraparte. Es mejor aclararlo desde el principio a tener que declinar una oferta por conflicto de fechas.
  3. Pide: Si no estableces ninguna petición clara, es probable que no obtengas ninguna respuesta. “Espero tus observaciones”, “Quedo atento o atenta a tu llamado”, etc. son algunas frases que sirven tanto para cerrar el canal de comunicación como para dejar claro que buscamos seguir en contacto.
  4. Resume: Explica rápidamente por qué estás escribiendo este correo. Haz notar tu interés en la oportunidad.
  5. Sé original: Evita asuntos y frases genéricas en la composición de tu correo. De lo contrario, es muy probable que termines en spam.

Recuerda, tus interlocutores también son humanos

Ten en mente que si sientes una gran resistencia interna escribir un correo como este, quizás debas preguntarte si esta oportunidad es realmente emocionante para ti y tu carrera. Puede que la oferta no se ajuste a tus expectativas o que simplemente no te acomode el perfil o ambiente de la compañía.

Ante una situación de este tipo, lo mejor es ser honestos y honestas. Un correo de seguimiento también implica dejar saber a tu contraparte si ya no estás interesado o interesada en la oferta.

Cualquiera sea el caso, es importante tener la capacidad de identificar nuestros motivos antes de atacar los buzones de correo de los demás.

 

Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios