Escritura UX

Buenas prácticas de UX Writing

Las palabras son uno de los aspectos más importantes de tu contenido. Por eso, toda estrategia U debe contemplar ciertos lineamientos básicos para que sus palabras, sean un aporte para el producto.

dos textos en hojas, con estrellas arriba.

La escritura UX se centra en ayudar al usuario a lograr sus objetivos, únicamente a través del lenguaje. Es por eso que es considerada como una especialidad dentro de la estrategia de contenidos.

Sin embargo, en todo equipo UX, que es multidisciplinario, los escritores trabajarán en conjunto con otras personas. Tanto con diseñadores para aclarar jerarquías, como con investigadores, para entender a quienes les hablan. Todos trabajan a favor del mismo fin: crear una experiencia fluida.

Una buena escritura, colabora directamente en la posición de los contenidos y el impacto de cada proyecto, marca, institución o mensaje. Por ello, tener en cuenta algunas buenas prácticas de escritura, que permitirán que el contenido y la voz de tu producto sean únicos.

Utilidad

El llamado a la acción o Call To Action (CTA) en inglés, es una guía para que las personas sigan al siguiente paso. Este contenido, cumple la función de dirigir u orientar a las personas. Por ello, los mensajes deben ser concretos y certeros, tanto en copy como microcopy.

Por eso, las palabras, cada una de ellas, deben aportar a esa guía que nos entregará un resultado final.

Un ejemplo recurrente sobre esto, son los mensajes proactivos, o en su defecto, vagos, que acompañan a un usuario cuando no puede iniciar sesión. Si el mensaje únicamente es “contraseña errónea”, y nuestro CTA es un botón de “OK”, la sensación de la persona, será vaga.

Incluso es probable que no vuelva a intentar terminar su acción. Se sentirá frustrado, incomprendido, y sobretodo, sin soluciones a las que recurrir. Diferente es el panorama al encontrarse con dos opciones “Intentar de nuevo”, “Recuperar contraseña” o ambas.

Precisión y eficiencia

Escribir para UX implica que cada palabra utilizada tenga su propósito y razón de ser en el texto. Esto ayudará razonablemente a reducir el roce con el sitio. Para lograrlo, te recomendamos que los diseñadores trabajen a la par de los escritores.

De esta forma, tu plataforma estará libre de texto poco significativo. Como encabezados de interfaz que realmente no aportan en la interacción de los usuarios.

Recuerda que el patrón de lectura en pantallas responde a una letra F, escanean las líneas texto o contenido, leyendo sólo lo que más resalta, y saltándose espacios de por medio. Este patrón, ha demostrado que las personas sólo leen la primera o segunda palabra de cada oración.

Por ello es vital precisar las palabras de cada texto, y también, la cantidad y orden de sus partes. Para ello, evita dejar instrucciones en más de una línea, y reduce las cantidades de texto, reemplazando algunas palabras, por verbos más directos.

Limpia

Revisa y edita. Es común encontrar palabras que no corresponden a los textos. Esto, sucede frecuentemente por errores de software, no de personas. Por ello, es vital prestar atención a los verbos. Ya que son la parte más importante de cada oración.

Te recomendamos eliminar los términos técnicos o palabras de muchas sílabas y poco utilizadas, que no sean de uso común.

El llamado es a enfocarse en la acción y borrar, o limpiar, lo innecesario.

Siempre revisar

Conocer los puntos anteriores, es el trabajo fácil. Lo importante es revisar y aplicar estas conductas hasta que se haga un hábito. Esa es la única forma en la que verás cómo tu texto se equilibra y ayuda a crear tu propia identidad.

 

Creo que la tecnología es una aliada de las comunicaciones. Busco lo último en tendencias e innovación UX para que integremos herramientas digitales útiles a nuestra vida cotidiana. Me intereso en la protección de datos personales e investigo para que Internet sea un lugar más seguro.

Comentarios