Arquitectura Headless: Un nuevo enfoque para la estructura de tu sitio
Desarrollo web

Arquitectura Headless: Un nuevo enfoque para la estructura de tu sitio

El mundo del desarrollo nos exige constantemente actualizar nuestros métodos para agilizar procesos y mejorar tiempos de iteración. Pero ¿cómo lograrlo sin sacrificar la calidad?

Arquitectura Headless

La web evoluciona con cada segundo que pasa. Durante la última década, se ha percibido un aumento exponencial en la calidad de las tecnologías que utilizamos para crear un sitio. Y en esta inexorable marcha del progreso en la red, se han llegado a romper paradigmas que se consideraban “mandamientos” a la hora de desarrollar una aplicación. 

Y es que, si bien el Frontend -el lado del cliente- y el Backend -el lado del servidor- se consideraban como parte de un todo, nuevos modelos de arquitectura han dado un paso al frente. Se trata de nuevas soluciones en un mundo donde las demandas aumentan día tras día.

Arquitectura Headless: separando la cabeza del cuerpo

El paradigma de arquitectura Headless se basa en un principio sencillo, en separar la cabeza (el frontend) del cuerpo (el backend). En otras palabras, hacer que el backend funcione de manera independiente, entregando los contenidos almacenados en la Base de Datos (BBDD) al frontend a través de Restful APIS.

La ventaja inmediata de esto es que te permite tener lenguajes completamente distintos entre los dos extremos de tu web. Puedes actualizar completamente la interfaz de tu sitio, sin necesidad de hacer ningún tipo de cambio en cómo almacenas tu contenido. Únicamente es necesario modificar la manera en la que se lo proporcionas al frontend.

Esto resulta especialmente útil para las empresas que tienen múltiples sitios y  desean abaratar costos de operación. La arquitectura Headless les permite centralizar su backend en una sola interfaz de administración, la cual proporciona las APIS que serán consumidas por las diferentes páginas web de la compañía.

CMS Headless

Muchos de los Content Management System o Sistemas de Gestión de Contenidos (CMS) han aprovechado la utilidad de las APIS. Éstas ahora pueden ser desarrolladas a través de funcionalidades integradas en dichos CMS. Por ejemplo, WordPress te permite crear un Restful API, con el que puedes servir todo tu contenido en el frontend.

Esto permite que, a pesar de que WordPress esté funcionando en su backend con PHP, puedas presentar tu frontend con Angular. Siendo esto tan solo un pequeño ejemplo de las múltiples posibilidades que se abren con la arquitectura Headless.

Sin cabeza, o con mil de ellas

Si bien Headless suena a “no tener lado del cliente”, la verdad es que cualquier sitio podría ser tu frontend. Al servir tu contenido a través de APIS, puedes tener varias aplicaciones web que consuman contenido del mismo CMS, o permitirle a otros sitios utilizar la información que se guarda en tu BBDD. Y gracias a que las APIS son totalmente controladas por ti, te permiten restringir la información a la que se puede acceder, quién la puede revisar y desde dónde.

La puerta a nuevos modelos de negocio

Una comunidad orientada a la arquitectura Headless permite diversificar el desarrollo de un sitio web. Tomando en cuenta que la empresa o el departamento que proporcione tu backend ya no será, necesariamente, el mismo que realice la maqueta de tu frontend, puedes obtener las ventajas de frameworks que no sean compatibles por naturaleza, o agilizar los tiempos de desarrollo al separar completamente las responsabilidades de tu equipo de programadores.

 

Napoleón Gómez - Desarrollador
Soy desarrollador web especializado en Front End. Me considero atento a los detalles, soy constante y me gusta trabajar con un código pulcro. Comprendo y valoro la importancia del trabajo en equipo, por lo que sé integrarme bien en grupos de trabajo ya establecidos.

Comentarios