Accesibilidad en plataformas digitales

¿Cómo nos hacemos cargo de la accesibilidad física, sensorial y cognitiva?

Accesibilidad 5 min. de lectura

La accesibilidad en la web sigue siendo un indispensable para todas las plataformas digitales. Sin embargo, es necesario conocer algunos elementos que nos permitirán identificar nuestras principales falencias y implementar mejores según las diversas necesidades de todos los usuarios, con el objetivo de crear una web de acceso universal.

cabeza de persona con su cerebro y engranajes detrás, haciendo referencia a la accesibilidad física, sensorial y cognitiva.

En artículos pasados, te contábamos que la accesibilidad es un concepto y filosofía muy dinámicos, aún en desarrollo y constante cambio. Sin embargo, hemos podido recoger algunos elementos muy significativos que nos orientaran a abordar el desafío de la inclusión y democratización en nuestros diseños digitales. Es importante recalcar que existen algunas distinciones importantes dentro de esta área, pero por el momento ahondaremos en tres tipos de accesibilidad: física, sensorial y cognitiva. 

¿Diferentes tipos de accesibilidad?

En un artículo anterior de esta serie, hicimos una importante distinción respecto a los conceptos de usabilidad y accesibilidad. Ahora bien, resulta necesario destacar algunos componentes claves de este último, con el fin de abordarlo desde diversas perspectivas.

A modo de resumen, la accesibilidad web es el principio de igualdad de acceso al contenido. Con esto, se contempla la superación de las barreras físicas y/o mentales que puedan suponer un acceso menos democrático e igualitario. 

Lo anterior, deriva de la accesibilidad universal, quienes además proponen una serie de distinciones relevantes que cobran especial importancia para el mundo digital. Como mencionamos anteriormente, se trata de la accesibilidad: física, sensorial y cognitiva. 

Accesibilidad física:

Hace referencia a todas aquellas barreras que responden a cualidades físicas de los usuarios. Esto comprende a características del cuerpo que generan una necesidad diferente respecto a la normalidad de los usuarios. De esta forma, se convierte a la que abarca a la gran mayoría de personas. 

Una distinción importante en este nivel, es que pese a que los sentidos podría considerarse como una necesidad especial de orden físico, los consideraremos como un apartado diferente para profundizar en ellos. 

La accesibilidad cuando trata acerca de estas barreras, debe abordarse en muchos casos; desde el mejoramiento de elementos relacionados al hardware, como podrían ser aparatos considerados ergonómicamente para personas con estas necesidades especiales; o también desde el diseño, como los podrían ser el diseño de botones de mayor tamaño para personas con dedos grandes en un dispositivo móvil.  

Accesibilidad sensorial:

Responde a aquellas barreras de orden sensorial, principalmente aquellas asociadas a la vista y al oído, ya que, son los dos principales sentidos que nos permiten interactuar con el contenido web.

Los aparatos de vinculación con los medios digitales (computadores y teléfonos móviles) siempre han funcionado dependiendo del aparato visual. Además, cada vez integran de mejor manera otros sentidos como el auditivo, y en menor medida, todo lo relacionado con el tacto.

La accesibilidad cobra especial relevancia cuando estos sentidos se ven alterados de alguna manera. Lo anterior se debe a que, los medios digitales confían en la disponibilidad de oído y visión para interactuar, y al cambiar esta disposición, los forzamos a seguir pautas diferentes para que resulten accesibles. 

Un ejemplo y que cada vez está más disponible es la utilización de subtítulos en materia audiovisual, facilitando la lectura para personas con dificultades auditivas. Algunas plataformas como Youtube lo han implementado cada vez con mayor éxito. Sin embargo, sigue siendo un desafío en términos cognitivos; pues los subtítulos, en la mayor parte de los casos, siguen siendo en el idioma del video. 

Accesibilidad Cognitiva: 

La accesibilidad cognitiva es aquella relacionada a la posibilidad de entender o comprender aquello con lo que interactuamos. En términos de la accesibilidad web, nos referimos a la condición que deben cumplir nuestros sitios, a nivel de diseño, programación y contenidos para que sea fácil de entender por todo el universo de usuarios. 

En principio, surge la necesidad de establecer estos parámetros para facilitar la comprensión a personas con dificultades intelectuales o condiciones similares. Sin embargo, estos estándares son necesarios para toda la población, incluyendo niños, ancianos, migrantes, etc. ya que, tienen por objetivo hacer más fácil su comprensión.

Prácticas como la simplificación de la lectura o la de Wayfinding -las cuales vienen de campos disciplinarios como la psicología o la arquitectura-, apoyan en la construcción del contenido y la comprensión que este tiene al interior de un sitio web. Todo esto lo hace más amigable y comprensible.

Elementos como el idioma son un ejemplo cotidiano en términos de accesibilidad cognitiva. Aunque, existen otros conceptos que usamos con mucha frecuencia y no nos damos cuenta que nos referimos justamente a la necesidad de hacer de nuestros entornos digitales más accesibles, nos referimos al concepto de “alfabetización digital”. Este concepto, justamente hace referencia a la imposibilidad de comprender flujos y contenidos debido a que están en plataformas o formatos que son incomprensibles por algún segmento de la población.

No lo olvides

Conocer estos diversos elementos será esencial para crear plataformas digitales más accesibles. Cómo te hemos ido contando en esta serie, todas las personas tienen el derecho de usar un sitio de la mejor manera posible y sin la necesidad de esforzarse por lograr su cometido. ¿Tu web está preparada para cumplir con las necesidades actuales? Usa todo lo aprendido a este momento y sométela a una constante evaluación, solo así se podrá avanzar hacia una Internet más universal.

Acerca del Autor

Juan Benítez - UX Researcher

Siempre me ha interesado comprender el comportamiento de los consumidores y desde la Psicología Social y la investigación he tenido la posibilidad de aproximarme a este dinámico y cautivador fenómeno. He tenido la suerte de trabajar en estudios de mercado, consultorías y diagnóstico de experiencia de clientes, lo que me ha permitido acercarme al cliente, a su contexto y sus múltiples formas de vincularse con el mundo.

Acerca del Autor

Maximiliano Martin - Director de Negocios

Director de Negocios

Valoro al diseño de experiencia como eje fundamental para el éxito de cualquier estrategia digital. En 20 años he trabajado en diseño, código, AI, usabilidad, accesibilidad y gestión, lo que me entrega una perspectiva global para liderar proyectos y crear equipos de elite como el logrado en IDA.

Agregar un comentario