Seguridad

¿Impacta el voto electrónico en la participación ciudadana?

El voto electrónico ha sido implementado de distintas formas en varios países, pero aún no es considerado un estándar. Analizamos por qué ocurre esto y cómo ha funcionado este sistema al rededor del mundo.

Ilustración para el artículo "¿Impacta el voto electrónico en la participación ciudadana?"

Pese a que en nuestro país no tenemos experiencia con ninguna forma de voto electrónico, por lo menos de forma oficial, algunos colectivos y movimientos políticos ya han experimentado con formas electrónicas de votación en sus procesos internos, pero éstas ya han tenido denuncias de baja participación e incluso, recientemente, de fraude.

¿Estamos atrasados en comparación con el resto del mundo?

La verdad, no. Solo siete países en el mundo han implementado formas de voto electrónico. Esto precisamente para evitar problemas de fraude o de confusión del usuario al utilizar las consolas. Según investigadores y expertos, sucede porque en los procesos tradicionales, el papel se convierte en su propio respaldo.

Así, las ventajas del voto electrónico, como la rapidez de conteo y la disminución de costos logísticos de impresión, transporte y distribución de las papeletas, se ven opacadas por su poca transparencia en el uso de los datos. A estos solo pueden acceder expertos, por lo que el público que presencia los conteos ya no puede fiscalizarlos.

¿Servirá para aumentar la participación?

Optimistas de su implementación lo ven como una de las formas de combatir la crisis de la democracia participativa. Sería una suerte de like en las decisiones políticas, logrando que más personas se interesen en las votaciones.

Así, las grandes papeletas se transformarán en pantallas, que pueden incluir sin grandes costos las fotografías de los candidatos y así facilitar la intención de voto pero también zanjar consultas locales.

¿Qué sistemas están disponibles hasta el momento?

Los sistemas de voto y conteo electrónico más modernos son los de Marcación Electrónica Directa (DRE), usados en Brasil, India, Venezuela y Estados Unidos. Los DRE implican que una máquina recoja y cuente los votos en una pantalla al final de la jornada.

Otros sistemas con más componentes analógicos, son por ejemplo los de escaneo electrónico de papeletas, que solo las leen electrónicamente. En algunos países se ha facilitado su impresión a través de pantallas según la selección indicada. Este es un sistema parecido al de lectura de hojas de respuesta en pruebas de admisión universitaria en Chile.

¿Son posibles de hackear?

En Argentina, en las elecciones locales en Salta y Buenos Aires, se utilizó un sistema desarrollado por expertos trasandinos que recibió muchas críticas de informáticos, pues se produjeron fallos en la inviolabilidad del voto secreto y además muchas máquinas fallaron el mismo día de la votación, debiendo ser reemplazadas.

Por esto, varios países que han intentado este tipo de votaciones, han vuelto al voto de papel, sobre todo por el miedo a ataques desde fuera de sus fronteras, que podrían cambiar los resultados de las elecciones, pues este tipo de sistemas facilita lanzar un gran ataque, porque menos personas pueden manipular más votos que los que se podrían modificar con el sistema de urnas físicas.

Facilidad de votación versus cultura cívica

Si somos optimistas, y se logran solucionar todos los problemas de seguridad de los sistemas de votación electrónica, no servirán de mucho si los ciudadanos no tienen la suficiente cultura cívica para fiscalizar a sus representantes y elegirlos apropiadamente.

Por supuesto, este tipo de herramientas puede convertirse en una oportunidad, donde el ciudadano se incentive a participar, sobre todo en decisiones locales, y hacer que la actual democracia representativa en crisis dé pie a una democracia más directa, donde los ciudadanos puedan hacer sentir directamente su parecer a nivel local.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios