Cambio en políticas de datos y plataformas OTT: ¿Cómo proteger a los usuarios? - Blog IDA Chile | Estrategia para el éxito de tu negocio
Privacidad

Cambio en políticas de datos y plataformas OTT: ¿Cómo proteger a los usuarios?

Las redes sociales y grandes empresas de telecomunicaciones, como Google, Facebook o Microsoft están siendo enjuiciadas por monopolio, contenido tóxico y uso indebido de datos personales. En el mundo, diferentes países evalúan nuevas leyes y regulaciones.

Cada día, las diferentes aplicaciones, herramientas y conexiones que hacemos, producen notorias ganancias para las compañías del rubro de las telecomunicaciones. Esto ha llevado a que los hombres más ricos del mundo, sean en su mayoría CEOs o dueños de compañías digitales. El problema es ¿cómo acumularon tanta riqueza?

En EE.UU., Gran Bretaña y la Unión Europea, se ha trabajado desde el 2017 en actualizar y crear nuevas normativas que permitan controlar los accesos, cobros y ganancias de las multinacionales de Internet.

El problema de los contenidos, los accesos y el monopolio, está más vigente que nunca, siendo la protección de los usuarios, la mayor preocupación.

Monopolio

Estados Unidos es famoso por enfrentar el monopolio una vez que su impacto ha sido demasiado grande. Prácticamente, cuando es tan evidente que ya no se puede negar. Así ocurrió con IBM y Microsoft el 2005, donde se resolvió un pago a favor de IBM por el impacto de las prácticas monopólicas de Microsoft.

Pero ahora, tanto la Unión Europea como Gran Bretaña y EE.UU. buscan regularizar el monopolio comercial y de datos de las grandes empresas digitales. El impacto en la concentración de los datos, ingresos e investigación, que poseen las gigantes de la tecnología, repercute no sólo en los usuarios, también en la innovación.

Actualmente, en EE.UU. la senadora y candidata presidencial demócrata, E. Warren, ha planteado como eje de su campaña electoral, la neutralidad de las plataformas. Su propuesta implica controlar -con la creación de nuevas leyes- el comportamiento de las plataformas.

Esto permitiría a otras empresas pequeñas -emprendimientos- ingresar al mercado, y en consecuencia, darle más opciones a los consumidores.

Pero, ¿están los gigantes de acuerdo?

Competencia desleal

Actualmente Google cuenta con demandas por monopolio. El caso de Foundem, la plataforma británica de búsqueda vertical, es uno entre los tantos navegadores y aplicaciones que Google perjudicó por ser amenazantes para su negocio.

En todos los casos, se repite el mismo patrón, Google deja de mostrar entre sus búsquedas principales, los nuevos sitios o plataformas. Siendo estos proyectos altamente perjudicados, por perder sus ingresos hasta el punto de quebrar o rematar su empresa. Muchas veces, quien las compra es Google.

De esta forma, los gigantes de la tecnología, se han vuelto grandes gracias a su comportamiento desleal. También ocurre con las desarrolladoras, como Facebook. ¿Es correcto que haya comprado a Whatsapp e Instagram? ¿No es acaso, monopolio?

Quienes se ven afectados por la falta de regulación en servicios OTT son los usuarios, los emprendimientos y el mercado. Todos los recursos se concentran, las innovaciones son lentas y unos pocos acceden y ocupan la información de muchos usuarios alrededor del mundo, para beneficio propio.

¿Decisión editorial?

En enero de este año, Instagram tuvo que bajar uno de sus hashtag por indexar contenido que propiciaba autolesiones. Facebook, la empresa dueña de Instagram, ya había sido cuestionada por censura y control de fake news en su plataforma.

En su defensa, la empresa sigue respondiendo que no es responsable del contenido que suben sus usuarios, pero ¿es esto realmente cierto? Para el Gobierno Británico, claramente no lo es, ya que están trabajando para sancionar y multar a las plataformas que publiquen contenido perjudicial para los usuarios.

Esto penalizaría a las plataformas de Google, Facebook u otras, que presenten sin distinción contenido dañino, entre los que se encuentra, la publicación de videos de reclutamiento, racismo, terrorismo, discursos de odio, suicidios y autolesiones, entre otros.

Lo que demuestra que la única forma de proteger la web, desde su desarrollo hasta su uso, es actualizando la legislación vigente. Sin embargo, queda en duda si es suficiente con  normativas localizadas por países, cuando las plataformas, son internacionales.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios