Privacidad y ciberseguridad

Amazon confirma que Alexa y Echo guardan tus conversaciones

Tras ser increpada por el senador Chris Coons, la empresa tecnológica admitió que los archivos de audio recopilados en sus servidores se guardan incluso si sus usuarios deciden borrar los registros. Esta noticia ha puesto en tela de juicio las políticas de privacidad de una de las empresas que mayor confianza causaba en la población de EE.UU.

Dispositivos asistentes de voz, relacionados a la nube de almacenamiento.

El 9 de mayo, la revista online CNET publicó un artículo donde detalla la recopilación de información que realiza Amazon con su asistente de voz Alexa a través de los altavoces Echo. De esta manera, la empresa hace transcripciones de las voces de los usuarios tras estar activada. Es decir, guardan todo lo que escuchan. Si bien la empresa ha dicho que se puede solicitar borrar los audios asociados a un perfil; no se eliminan las transcripciones de ella.

Esta información causó gran revuelo en las organizaciones de derechos sociales; quienes presentaron una queja formal donde acusan a Amazon de recopilar ilegalmente datos de menores de edad sin el consentimiento de sus padres.

Todo esto, ha puesto a una de las marcas más queridas de EE.UU. y la segunda con mayor confianza por parte de la ciudadanía en ese país; bajo serios cuestionamientos éticos por el respeto a las leyes de privacidad. Sobre todo, tras aceptar en un comunicado, que todos los contenidos son almacenados para ser analizados por personas; y más tarde, ser utilizados como parte del entrenamiento de la asistente virtual.

¿Qué hace Amazon con los datos?

Tras la noticias de CNET el senador Chris Coons, envió una carta a Amazon, solicitando más detalles sobre la recopilación de datos en sus dispositivos. La respuesta llegó a tiempo, generando aún más controversia.

En una carta al senador, la empresa detalla el tiempo y tipo de almacenamiento de las grabaciones y transcripciones que hace la compañía; señalando que las conservan hasta que los clientes expresan su deseo de eliminarlas.

Sin embargo, Amazon también admitió que estos datos no siempre son eliminados. Esto, según la empresa, porque podría quedar registro en alguno de los servidores globales de la compañía. Y en otros casos, se debería a que la empresa elige guardar los datos de algunos usuarios.

Si bien la posibilidad de eliminar los audios es real, Amazon también respondió que aquellas interacciones donde se utiliza Alexa o Echo como intermediario frente a otras aplicaciones; como Facebook, Uber, y más; no se eliminan. 

Todo esto, tiene como finalidad el entrenar a la inteligencia artificial y mejorar su funcionamiento en base a los comandos activados, y las conversaciones recopiladas que podrían activar a los asistentes de voz. 

Problemas de privacidad

Además de almacenar las voces y/o transcripciones de usuarios, para el supuesto entrenamiento de su tecnología; Amazon aseguró que los registros no son anónimos; sino que se encuentran asociados a la cuenta de los usuarios.

CNET se encargó de detallar paso por paso la forma de borrar los datos de Alexa y Echo, incluyendo además; un paso a paso para comprobar que estos fueron eliminados, el que puedes revisar aquí.

Este es un nuevo caso donde la vulneración a la privacidad de los usuarios por parte de las grandes empresas; abre el debate hacia la regulación de las plataformas de Internet y sus alcances en la vida cotidiana de las personas.

Creo que la tecnología es una aliada de las comunicaciones. Busco lo último en tendencias e innovación UX para que integremos herramientas digitales útiles a nuestra vida cotidiana. Me intereso en la protección de datos personales e investigo para que Internet sea un lugar más seguro.

Comentarios