Marketing digital

Películas, sitios web y aplicaciones: Los recuerdos nos invaden y venden

Nuestros recuerdos felices son constantemente estimulados por la publicidad y el marketing ¿Qué mejor que recordar esos momentos donde fuiste feliz? La nostalgia es un excelente aliado de las ventas.

Ilustración para artículo sobre marketing y nostalgia

Pasamos toda la vida recolectando recuerdo, fotografías de momentos felices con amigos, familia o viajes, ¿con qué fin? La nostalgia anticipatoria, o el impulso de crear recuerdos de situaciones que no volverán a ocurrir, cada día es más fácil gracias a la tecnología y el uso de Internet.

Todos los días viajamos en el tiempo. Los olores, canciones o la ropa que utilizaste en cierta ocasión especial, inducen emociones de felicidad y tristeza, dependiendo del recuerdo. Y son los productos que te relacionan con un época significativa lo que más provecho sacan de estas emociones.

En la era de Internet 2.0 lograr esto es mucho más fácil. Las fotografías, películas, videos, dibujos animados están al alcance de un clic. Nos llevan al pasado tan rápida y eficazmente que buscamos esas memorias en la web.

Reviviendo el pasado

Diariamente Facebook e Instagram nos notifican “recuerdos”. Ambas plataformas eligen fotografías de hace un año que tuvieron alguna interacción significativa para ti, con el objetivo de revivir esa emoción. Si las redes sociales lo hacen, es imposible que la publicidad y el marketing no.

Timehop, es una app que permite sincronizar nuestros contenidos de diferentes redes sociales, y unirlos en una línea de tiempo. Su objetivo, es sencillo y directo “Ayudar a las personas a encontrar nuevas formas de conectarse entre sí en el pasado”. Reconociéndose como los creadores de la nostalgia digital, creen que el pasado ayuda a mejorar el futuro.

“Llámenos sentimental, pero simplemente pensamos que los recuerdos digitales y las conexiones pasadas son importantes”, dice su sitio web.

Spotify también a utilizado este recurso, con La cápsula del tiempo, un conjunto de canciones que te llevan a tu adolescencia. Son 2 horas de música icónica de tus tiempos mozos que pretenden revivir tus mejores recuerdos.

Emociones en pixel

El cine y los videojuegos se han unido para aprovechar el pasado y convocar a más personas. No es necesario hablar de las precuelas y secuelas de Star Wars para entender cómo un recuerdo puede evocar el pasado y repercutir en la actualidad.

Sin embargo, más importante que ver y escuchar, es interactuar. Lo que hizo Marvel con Capitana Marvel. Ya en el trailer, podemos observar un olvidado Blockbuster, pero esta película, ambientada en los 90’s, no se queda ahí.

El sitio web capitainmarvel.com, lanzado por Marvel para promocionar la película, simula las creaciones en HTML de hace 20 años. Es una exploción de nostalgia que nos hace pensar en los primeros computadores y sencillamente, motiva a ver la película con un interés mayor que antes. Apela a las emociones de esos recuerdos de juventud que nadie quiere olvidar.

La cultura pop

Este nicho es explotado con frecuencia utilizando la cultura pop de los 90’s. Coca-cola, Pepsi, Lays y Doritos, son algunas de las marcas alimentarias que han utilizado este recurso publicitario. Por ejemplo, el 2016, Doritos agrupó a Backstreet Boys, quienes cantaron su éxito de 1999, “I Want It That Way” para el lanzamiento de un nuevo sabor.

En el mundo de las telecomunicaciones, los remakes y reversiones también utilizan la añoranza como parte de su publicidad. El 2018, la serie de Netflix “El mundo oculto de Sabrina”, utilizó al cast de la serie original de Nickelodeon, “Sabrina la bruja adolescente” para publicitar la nueva serie, con una serie de videos sobre sus reacciones ante el tráiler.

Para que esto funcione, los usuarios o receptores del mensaje, deben tener una conección con los personajes. El Super Bowl 2019 tuvo una tanda exclusivamente nostálgica, en la que personajes como Carry Bradshaw de Sex & the City bebieron Stella Artois o Sarah Michelle Gellar, más conocida como Buffy, la cazavampiros, no fue reconocida por su detector facial de Iphone en la publicidad de la marca de cremas Olay.

Claramente, gatillar todas esas sensaciones felices del pasado, influyen en nuestro presente. No queremos olvidar lo bueno, queremos volver a vivirlo.

Creo que la tecnología es una aliada de las comunicaciones. Busco lo último en tendencias e innovación UX para que integremos herramientas digitales útiles a nuestra vida cotidiana. Me intereso en la protección de datos personales e investigo para que Internet sea un lugar más seguro.

Comentarios