Violencia en línea

La ola feminista y el aumento de la violencia en línea

El movimiento feminista ha captado la atención pública. Internet no ha estado ajeno a esto y también se ha convertido en el escenario perfecto para el aumento de la violencia de género online.

“Nuevas formas de violencia contra mujeres a través de Internet han emergido, pero la mayoría de los países no reconocen aún el problema de los espacios digitales como una forma real de violencia”. Con esas palabras Dubravka Simonovic, relatora especial de la ONU contra la violencia de la mujer, se refirió durante la 38° sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Según consignaron diversas agencias internacionales, la relatora indicó la importancia de que existan leyes en este sentido. Recalcó la urgencia de “medidas nacionales que se basen en instrumentos existentes en materia de derechos humanos”. Además, llamó a considerar el riesgo de utilizar las tecnologías de información sin una adecuada protección de los derechos humanos. Llamó a poner atención en “la discriminación por sexo y género”, buscando enfrentar la violencia contra mujeres y niñas.

Con las movilizaciones que exigen protocolos para sancionar el acoso y abuso sexual dentro de los planteles universitarios, además de exigir un educación no sexista, se ha evidenciado las situaciones de abuso que se han normalizado en todos los ámbitos de la vida, desde el día a día hasta el ámbito laboral.

En este escenario, Internet ha servido como una herramienta de organización del movimiento y también como un vía de denuncia. Pero, en paralelo, la violencia de género en línea ha crecido. A partir de ello, desde la ONG Derechos Digitales, analizaron este fenómeno, compartiendo algunos consejos sobre cómo enfrentarlo.

“Al mismo tiempo se ha convertido en un espacio para las amenazas y el amedrentamiento de quienes poco a poco se han ido sumando a este movimiento, cuya fuerza pone en evidencia la deuda enorme que tiene la sociedad con las mujeres: garantizar nuestro derecho a una vida libre de violencias”, señala el artículo.

Hay que considerar la falta de soluciones de parte de las plataformas y las autoridades ante situaciones de acoso. Estas no tienen clara su obligación de detener las acciones que propicien la vulnerabilidad de sus usuarios.

Acción de las instituciones

“Las instituciones (…) deben reconocer los legítimos derechos de las mujeres y comprometerse con su protección”, indican en el artículo. Ante esto, debería existir mayor protección en casos de difusión no consentida de información personal. Se deberían establecer castigos para las amenazas y el chantaje asociados.

La importancia de la red de apoyo

Aunque suene trillada, la frase “la unión hace la fuerza”, es muy cierta, si se analiza el movimiento feminista. Esto mismo se aplica en casos de personas que sufren cualquier tipo de violencia de género en línea. Es sumamente importante resguardarse en la red de apoyo que se tenga.

Qué hacer si eres víctima de ataques online

Desde Derechos digitales, recomiendan algunas acciones a seguir en caso de sufrir estas agresiones, como ignorar, reportar, exponer al o la acosadora, bloquear o filtrar, buscar apoyo en cercanos o separar lo público de lo privado, entre otras. También se aconseja siempre mantener un registro de los ataques, ya sea con pantallazos o links. También se sugiere analizar el sitio acoso.online, donde se entregan consejos para denunciar y saber cómo actuar ante estas situaciones.

La escasa protección desde la ley

Estos casos suelen ser desestimados por los organismos oficiales. Esto principalmente porque la mayoría de las veces es muy complejo comprobar quién es el victimario. Además, no existe una figura lugar que tipifique estos hechos.

Si bien se han hecho intentos por modificar la anacrónica ley de delitos informáticos, que data de 1993, tipificando nuevas figuras legales, no ha habido avance y las mociones se encuentran durmiendo en el Congreso. De todos modos, dichos esfuerzos ni siquiera incluyeron la figura del acoso online.

Recientemente, a principios de junio, se anunció el envío de un proyecto de ley que tipifica el ciberbullying y acoso online tanto para adultos como para niños.

A la espera de que avance esta iniciativa en su trámite legal, vale la pena reflexionar a partir de una declaración de Camila Maturana, dirigenta del colectivo feminista  Humanas, que realizó a El Mostrador, el año pasado. “El acoso sexual por Internet también es una manifestación de violencia contra las mujeres”, declaró.

Además, enfatizó en que esta violencia es ejercida por un anónimo. “Hay que instalar y entender que este tipo de violencia puede ser igual de peligrosa que cualquier otro tipo de amenaza”, declara. Destacando la importancia de las campañas públicas destinadas a evitar el acoso.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios