Contenidos digitales

¿Cómo enfocar los contenidos a la experiencia de usuario?

Los contenidos digitales juegan un rol fundamental en la experiencia de usuario. Es por esto que debemos tener siempre presente el objetivo de nuestro proyecto al momento de generar contenidos para este.

Ilustración sobre cómo enfocar los contenidos a la experiencia de usuario

Tener objetivos claros y servicios definidos es el primer paso para comenzar a diseñar plataformas que ofrezcan una buena experiencia a los usuarios.

¿Qué es lo que vamos a construir? La respuesta a esta pregunta es lo que puede definir un enfoque conciso o distorsionar completamente un proyecto digital. Por eso, una vez consensuados los objetivos, los participantes del proyecto deben orientar su trabajo hacia la consecución de éstos homologando las características de los contenidos, tanto fijos como dinámicos.

Información interesante y funcionalidad

Si estos aspectos están presentes y están balanceados de forma adecuada, el sitio ofrecerá servicios atractivos y fáciles de comprender.

Los contenidos, tanto fijos como dinámicos, deben orientar a los usuarios y entregarles información útil. El sitio web debe ser intuitivo para que el usuario sepa navegarlo y encontrar los productos y los servicios de cada empresa o servicio.

¿Cómo desplegar este tipo de contenidos?

En formularios: Textos deben indicar cómo completar los campos y qué información o documentos son requeridos.
Apoyo gráfico: Videos, artículos, imágenes o gráficos pueden enseñar al usuario cómo utilizar la plataforma y responder a las dudas más frecuentes, además de ser un atractivo producto.

En el proceso inscripción como usuario: Se puede indicar paso a paso cómo crear una cuenta, qué información necesitará y qué puede esperar como resultado de este proceso.

Páginas de error: Deben indicar que ocurrió un error evitando el lenguaje técnico y ofrecer contenidos alternativos para evitar que el usuario abandone el sitio.

Preguntas frecuentes: Responder de forma clara y directa a las interrogantes más frecuentes que surgen en los usuarios. Es importante mantenerlas actualizadas y completarlas cada vez que se agrega una nueva función o el sitio cambia.

Artículos sobre productos o servicios: Los artículos que describen usos o aplicaciones de los productos y servicios de una empresa, ayudan al usuario a tomar decisiones y mejoran su experiencia.

Contacto: Además de tener un formulario de contacto, es importante ofrecer otras vías de comunicación como el teléfono, email y dirección física de la empresa.

Menús: Los textos en los menús deben ser lo suficientemente referenciales y concisos para orientar a los usuarios sobre lo que encontrarán en cada sección.

Botones: Los llamados a la acción deben persuadir al usuario de realizarla y al mismo tiempo indicar lo que conseguirán al accionar el botón.

Si los contenidos que se entregan son coherentes y precisos, se generará una buena experiencia al satisfacer las necesidades de información en cada etapa, manteniendo el interés del usuario.

Revisar antes de publicar

Como recomendación, cuando los desarrolladores hayan terminado su labor, es bueno revisar el sitio desde el punto del contenido para identificar elementos que puedan requerir textos adicionales para facilitar su comprensión, además de resolver errores a nivel de información y diseño que puedan afectar de forma negativa la experiencia de los usuarios.

También hay que asegurar que el despliegue de los contenidos sea legible en todos los dispositivos, estableciendo líneas generales para que los equipos de diseño y desarrollo puedan crear una plataforma adecuada.
Algunos de los elementos a considerar son:

Extensión de los textos.
Dimensiones y peso de las imágenes y videos.
Tamaños y formatos de los archivos descargables.
Dimensiones, peso y formato de presentaciones insertadas.

Periodicidad de la información

Redundancia: La información que solo tiene como objetivo rellenar páginas o campos, distrae a los usuarios, complejiza innecesariamente la plataforma y demuestra falta de preocupación.

Características de los contenidos

Se debe definir si un contenido será estático o dinámico, cuánto tiempo estará publicado, si se harán campañas especiales durante el año y con qué frecuencia necesitará ser actualizado.

Todo esto debe ser discutido con los equipos de diseño y desarrollo, para crear la plataforma adecuada con un plan de gestión eficiente.

¿Cada cuánto tiempo quieres que vuelvan tus usuarios?

Si se publica contenido periódicamente, gestionado según un plan definido y monitoreado por un content manager, se logrará un flujo de visitas constante, cumplir con las expectativas de lectores, y darles una buena experiencia. En cambio, si los contenidos no se actualizan, los usuarios se irán decepcionados y buscarán otros sitios.

Planificación editorial

Los contenidos de una plataforma web deben ser pensados desde las primeras etapas de diseño, para que aporten a una buena experiencia de usuario. Éstos se deben actualizar según la contingencia, el desarrollo del proyecto, los cambios en los servicios y productos, y las necesidades cambiantes de los lectores. La analítica web juega un papel importante en la identificación y orientación de estas mantenciones, donde un adecuado plan de seguimiento y evaluación indicará cuándo y dónde se deben realizar los cambios.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios