Optimización

Aprende a optimizar tus imágenes y manten la velocidad de tu sitio

La velocidad de carga, también es un parámetro con el que se mide la accesibilidad de un sitio web. Dificultades en la carga de los contenidos, influyen directamente en las tasas de rebote. Por eso, es importante optimizar las imágenes y material multimedia para facilitar y mejorar la experiencia de los usuarios.

Imágenes en diferentes tamaños, ordenadas de menor a mayor.

Sabemos que dentro del peso de un sitio, la cantidad de texto, influye muy levemente en su tiempo de carga, que dependiendo de la cantidad, no pesará más de unos 150 kB. Por eso, si queremos mantener una velocidad de carga óptima, debemos tener especial cuidado en las imágenes.

Esto significa, que es importante conocer los tipos de formato y definir cuáles son los más apropiados para tu contenido, según la función que estas cumplan. Para ello, tener un mapeo de los principales dispositivos con los que nuestros usuarios se conectan, es de suma utilidad. Pero, debemos asumir que actualmente, la mayoría de las conexiones se originarán desde móviles.

Rapidez y calidad

Al ser el canal móvil una de las principales fuentes de tráfico, el desafío de optimizar nuestros sitios web es mayor. Sabemos que este tipo de conexión suele realizarse a través de datos móviles, lo que implica menor tiempo de atención y la necesidad de rapidez. Por lo tanto, para que nuestra tasa de rebote no aumente, debemos cuidar cada detalle.

Según datos de Google, un sitio móvil que carga rápido, puede obtener hasta un 27% más de conversiones y un 36% menos de rebote. Por eso, la velocidad de carga, se ha vuelto una importante KPI dentro de las estrategias digitales.

También señalan que en promedio, el 53% de las visitas, abandona un sitio web desde el móvil si tarda más de tres segundos en cargar. Si recuerdas a Juan Carlos Camus, y su libro “Sólo tienes cinco segundos”, entenderás que el tiempo en la actualidad, es muy importante. Y cada vez, queremos perder menos tiempo esperando algo.

Formatos óptimos

Ante este escenario, es evidente que los formatos de nuestros archivos intervendrán en la velocidad de carga de nuestro sitio. Por eso, te dejamos algunos consejos claves para optimizar tu sitio web ahorrando bytes gracias a tus imágenes.

  1. Exportar para la web: Si vas a publicar una imagen en Internet, asegurate de exportarla en formato para la web. Esto disminuirá notoriamente su peso, desde megabytes a kilobytes, y lo puedes revisar desde cualquier editor.
  2. Utiliza tablas y texto: Estas también tienen una buena visualización, además de facilitar la carga de tu web.
  3. Ten en cuenta la calidad de imágenes, gif y/o videos: puedes comprimirlas y redireccionarlas para que el peso en tu página sea mínimo.
  4. Recuerda que este trabajo se ja mucho mejor en equipo.

Teniendo en consideración lo anterior, haz un test de velocidad de tu sitio, para saber qué modificaciones debes realizar.

Además te aconsejamos hacerte las siguientes preguntas antes de subir material multimedia a tu sitio web:

  • Este material, ¿es un aporte para mi contenido?
  • Si es un aporte, ¿es correcto su formato?
  • ¿Se puede reemplazar por texto (cuadros, esquemas, directos en el contenido)?
  • ¿Está optimizado mi contenido para la web?

Tener en cuenta estas preguntas, te ayudará a tomar decisiones centradas en el usuario. Y al mismo tiempo, podrás medir con mayor certeza el nivel de optimización de tus contenidos, y los aspectos a mejorar.

Creo que la tecnología es una aliada de las comunicaciones. Busco lo último en tendencias e innovación UX para que integremos herramientas digitales útiles a nuestra vida cotidiana. Me intereso en la protección de datos personales e investigo para que Internet sea un lugar más seguro.

Comentarios