Definición de escenarios y personas para un proyecto digital

¿Para qué sirven los arquetipos de usuarios?

Estrategia digital 4 min. de lectura

La identificación y definición en detalle de los arquetipos de usuarios de un sitio web es fundamental para orientar las estrategias de la metodología centrada en el cliente y asegurar el éxito de las etapas posteriores del proyecto digital.

Personas usando sus smartphones

La metodología centrada en el usuario es un proceso que involucra de forma activa a los usuarios desde las primeras etapas de un proyecto digital. Para lograrlo debemos investigar apoyados en el método científico las necesidades, características y limitaciones de nuestro público objetivo, adelantándonos a cómo se comportarán en determinadas situaciones.

Estas tareas se realizan en etapas tempranas de los proyectos y sus conclusiones se concretan en la construcción de arquetipos de usuario. La información recopilado definirá factores esenciales en el diseño y los contenidos finales de la plataforma online. La cuestión es qué utilidad encontramos en esta información y cómo determina las etapas posteriores de un proyecto digital.

Un estudio bien aplicado y analizado asegurará una buena experiencia de usuario y sentará las bases para ofrecer un buen nivel de usabilidad, por lo que tendrá el potencial de determinar el éxito o fracaso de las estrategias. Por esto, esta información debe ser manejada por todo el equipo para ser considerada en la toma de decisiones de las etapas posteriores.

¿Cómo se recolecta la información sobre los usuarios?

gráfico de barras sobre el uso de dispositivos

Los métodos que más usamos en IDA son las encuestas y las entrevistas.  Además, si se trata de un proyecto web existente, analizamos las métricas del sitio para validar la información recogida. Sabemos que por la naturaleza de esas herramientas cualitativas pueden existir sesgos y desviaciones en las respuestas, por lo que es necesario contrastar los datos con el uso del sitio verificados en la analítica.

Estos estudios se pueden realizar en papel, a través de Internet o por teléfono, y se aplican al público actual, si este existe, y a una muestra representativa del target si hablamos de un proyecto que no está online. Las preguntas se dividen generalmente en las categorías “demográfica”, “relación con la marca” y “adopción de las tecnologías digitales”, y se orientan a recolectar desde datos básicos como el género, edad y nivel educacional, hasta información más compleja sobre sus gustos y hábitos. Es importante investigar, por ejemplo, qué cosas hacen en Internet, qué tecnologías usan, y qué tipo de contenidos consumen.

¿Cómo ordenamos esta información?

Ficha de persona de un estudiante joven

El objetivo de la investigación es recrear personajes y contextos que representen escenarios reales. Para esto indagamos las siguientes variables:

  • Contexto de uso.
  • Nivel de manejo de las tecnologías.
  • Motivaciones y metas.
  • Frustraciones y obstáculos.
  • Necesidades.

Toda esta información se desarrolla en fichas de personas, las cuales consisten en descripciones representativas de los distintos tipos de usuarios de un sitio web. En este documento se incluyen además las observaciones específicas para cada grupo.

¿Para qué sirve esta información?

Las definiciones en este documento nos darán una visión clara sobre quiénes serán los lectores de los contenidos, los consumidores de productos y/o servicios y los participantes de las redes sociales con quienes nos comunicaremos. Esto nos dará una gran ventaja al momento de diseñar el proyecto digital. En base a esta información podemos realizar las siguientes tareas:

Crear un primera propuesta del diseño del sitio

Como ya sabemos las acciones que necesitan llevar a cabo, podemos crear la arquitectura de información, la navegación y los wireframes pensando en ayudar al usuario a encontrar lo que necesita y completar tareas de forma más fácil, rápida e intuitiva.

Definir el modelo de negocio

Sabemos cuánto están dispuestos a pagar, qué cosas valoran, y cómo les acomoda más consumir los productos y servicios. Basándonos en esto podemos identificar el modelo de ventas más apropiado.

Diseñar la estrategia de comunicaciones

Al conocer sus hábitos e intereses podemos tomar las decisiones correctas en cuanto al tono y formato de los contenidos a publicar, los canales a utilizar y el horario y  frecuencia de las publicaciones.

De esta forma, la creación de arquetipos de usuario nos ayuda a definir con mayor certeza el diseño general del proyecto y las estrategias a seguir. Cuando ya tenemos una propuesta inicial con estos elementos, podemos complementar este trabajo con tests de usuarios y pruebas de usabilidad en distintas etapas, los cuales nos permitirán evaluar si la lógica que estamos aplicando se adapta al público objetivo o si necesita ser optimizada.

En una próxima nota te contaremos sobre las herramientas metodológicas que usamos para realizar estos estudios y los pasos a seguir para crear arquetipos de usuario en un proyecto digital.

Acerca del Autor

Maximiliano Martin - Director de Negocios

Director de Negocios

Valoro al diseño de experiencia como eje fundamental para el éxito de cualquier estrategia digital. En 20 años he trabajado en diseño, código, AI, usabilidad, accesibilidad y gestión, lo que me entrega una perspectiva global para liderar proyectos y crear equipos de elite como el logrado en IDA.

Agregar un comentario