Diseño UI

Onboarding en aplicaciones móviles

Diseño 6 min. de lectura

Cuando utilizamos por primera vez una aplicación, debemos entender cómo utilizarla más allá de la intuición. Para transmitir esta experiencia a tus usuarios, te ayudamos a diseñar un onboarding especial para aplicaciones.

tres teléfonos móviles que nos reflejan un onboarding.

¿Te has preguntado alguna vez qué significa el “onboarding” en las aplicaciones? Imagina que quieres cocinar un pastel de zapallo italiano pero no tienes la receta que te guiará para cumplir este objetivo. Un “onboarding” -que en español significa “incorporación”- es lo mismo. Es el proceso de inducción que vive el usuario cuando se enfrenta por primera vez a una aplicación y que lo ayuda a comenzar a utilizarlo. 

En UX significa considerar la promoción de funciones, personalización e instrucciones que ayudarán significativamente en la toma de decisiones a tus usuarios. Lo más importante a tener en consideración, es que son flujos dedicados para objetivos particulares, con elementos de la interfaz que no necesariamente forman parte de una aplicación. 

¿Cuándo usarlo?

Sabemos que todos los usuarios tienen incorporado en su inconsciente un modelo mental que los ayuda a reconocer fácilmente los patrones de una interfaz, con los cuales han interactuado anteriormente en sus aplicaciones. Lo anterior, justamente tiene que ver con que tan familiarizado están nuestros usuarios con los modelos de interacción comúnmente conocidos y utilizados.

Para lograr esto, es imprescindible conocer a quienes diseñamos y siempre tener en cuenta el onboarding desde la primera etapa de cualquier proyecto. Estableciendo esta regla, estaremos ayudando a que nuestros usuarios cumplan con el objetivo de cualquier aplicación, ya que lo estaremos guiando en su correcto uso. 

Aunque, también es importante tener especial cuidado de no abusar de este recurso y saber que no siempre es necesario incorporarlo. Muchas veces, el onboarding  genera un costo muy grande en la interacción del usuario, quien invertirá su tiempo en reconocer flujos temporales. Si bien siempre está la opción de omitir, estos mensajes de ayuda en los casos de apps intuitivas, podrían provocar su deserción de la app.

Por lo tanto, deberás identificar el momento apropiado para hacer uso de este elemento y eso solo dependerá del objetivo de la app y el flujo que propongas. Siempre debes recordar que la prioridad de toda app es que sea 100% útil.

¿Qué tan bien funciona?

Para verificar que el flujo de incorporación funcione correctamente, primero es útil probar la aplicación sin “onboarding”. De esta manera, podrás identificar cuáles son los puntos débiles del proceso que hacen que los usuarios no logren conseguir su objetivo.

Una vez realizado este paso, podrás visualizar si realmente tu plataforma necesita una “incorporación” y claramente debes testear si funciona correctamente. Sólo así podrás validar que tu producto sea intuitivo y cumpla con los objetivos de uso planteados.

Componentes para un buen onboarding

Existen tres componentes que se relacionan con el onboarding y que son útiles para crear una experiencia al alcance de todos.

Promoción de funciones

Este tipo de onboarding ayuda a tus usuarios a saber qué es lo que puede hacer tu plataforma y cuáles son las funcionalidades que no puede pasar por alto, los que suelen ser aquellos elementos más interesantes y efectivos para lograr la conversión. Esto sirve especialmente para funciones avanzadas que necesitan de ayuda contextual en el aprendizaje y comprensión del usuario.

Personalización

Si bien la “customización” es un elemento importante y entrega valor en la experiencia de tu aplicación, primero evalúa el momento indicado para utilizarla. Por ejemplo, si estás trabajando en una app que dispone de varios idiomas, es muy relevante que lo plantees en el onboarding inicial para que el usuario pueda elegir su idioma, comprenda el contenido y siga con el flujo de interacción de la plataforma.

En cambio, si quieres que tu usuario personalice y elija el color de la interfaz, probablemente lo orientaremos en la configuración de la aplicación y no en su primer uso.

Instrucciones

El objetivo del onboarding instructivo es enseñar a los usuarios como se utiliza una plataforma y su interfaz. Esto se puede representar en diferentes formatos como tutoriales, ayuda contextual, recorridos interactivos o walkthroughs, superposiciones instructivas, etc.

Al elegir este tipo de onboarding, debemos tener especial cuidado en generar información breve y opcional. Sólo debemos resaltar la información más específica y mientras más conciso sea el contenido, más rápido comprenderá el usuario. 

En general, la mayoría de las aplicaciones móviles no necesitan incorporación instructiva, pero si la incluyes, asegúrate de utilizarla para lo que sea verdaderamente novedoso, destacando ese valor agregado que te diferencia de la competencia.

Siempre recuerda que los mejores recorridos interactivos son los que hacen que el usuario interactúe in situ con la plataforma. Aprender haciendo es el camino. 

¿Utilizarás un onboarding?

Lo más importante en un onboarding, es especificar cada uno de los pasos que deseas destacar. Además, debes explicar porqué es tan beneficioso el elemento, componente o funcionalidad que estás poniendo en valor. Sin embargo, nuestra recomendación es que mantengas tu onboarding lo más simple que puedas

Las aplicaciones más complejas, con patrones de interacción únicos y diferentes a lo que se conoce comúnmente, o aquellas que requieren de información específica del usuario, son las que más pueden beneficiarse de este recurso. Recuerda que fortalecer el comportamiento del usuario en el servicio que entregamos es parte de nuestra tarea creando experiencias.

Acerca del Autor

Valentina Galleani - Diseñadora UX

Soy diseñadora de experiencia e interfaz de usuario, especializada en comunicación visual. Mi enfoque creativo está basado en la creación de sistemas digitales que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas por medio de la tecnología, plasmando experiencias significativas basadas en conceptos claves como lo son la accesibilidad, usabilidad e innovación.

Agregar un comentario