Diseño de interfaces

Consejos para redactar llamados a la acción efectivos

Los llamados a la acción deben guiar a los usuarios y convencerlos de realizar las interacciones propuestas como objetivos de un proyecto. Compartimos algunas recomendaciones para crearlos.

Llamados a la acción

Los objetivos de un sitio web están siempre relacionados a las acciones de los usuarios. A través de una compra, el consumo de contenido, el uso un servicio o la publicación de información, las personas realizan conversiones que favorecen al proyecto digital.

La navegación y las interacciones son apoyadas por el diseño y la arquitectura, pero la decisión concreta y directa de actuar está motivada por los Call to Action (CTA) o Llamados a la acción.

Los llamados a la acción son mensajes que persuaden a los usuarios de realizar una acción. Pueden sugerir, indicar, exigir o invitar con distintos tonos y estilos, los que varían según el tipo de proyecto y plataforma.

Técnicas para estimular la acción

Para que cumplan su objetivo, el diseño de los llamados a la acción debe tener una parte técnica y una estratégica:

  • Técnica: Responde a la forma en que funciona nuestro cerebro, usando principios de la psicología. Además, considera las interpretaciones, la influencia del contexto y las emociones de los usuarios.
  • Estrategia: Coordina varios mensajes a través de una plataforma para crear un patrón de comportamiento. Se relaciona a cuándo y dónde usarlos, dentro de una estrategia general.

Dependiendo de los objetivos del proyecto y del negocio en particular, se pueden usar distintas técnicas para resaltar atributos y despertar el interés de los usuarios.

La novedad, la urgencia, la exclusividad y el interés, son las principales técnicas utilizadas. En la siguiente infografía explicamos cómo funcionan y mostramos algunos ejemplos.

infografía sobre tipos de llamados a la acción

Elementos a considerar al diseñar llamados a la acción

Además de los aspectos técnicos y estratégicos, existen elementos y factores específicos que debes tener en cuenta al diseñar un call to action. Estos son:

  • Segmentos: Considera los distintos tipos de usuarios de tu proyecto digital. Los mensajes diseñados para prospectos pueden no ser adecuados para quienes ya son clientes.
  • Información: Los contenidos sobre la acción que se realizará deben ser verídicos y no confundir al usuario. Si no se cumple con lo que se promete, la marca se podría ver afectada.
  • Tono y estilo: La forma en que se redactan los mensajes debe ser coherente con el público objetivo y la personalidad de la empresa, a través de toda la plataforma.
  • Diseño visual: La coherencia visual ayuda a guiar a los usuarios, captando su atención y disminuyendo la carga cognitiva.
  • Ubicación y presentación: Los llamados a la acción no deben convertirse en publicidad no solicitada o SPAM que interrumpa la navegación.

Finalmente, un buen llamado a la acción se presenta como una respuesta o solución a lo que el usuario busca.

En una situación ideal, el CTA es capaz de transmitir que los productos o servicios ofrecidos coinciden exactamente con los intereses del usuario. De esta forma, las personas realizarán las interacciones sin sentir que se les está presionando.

Colaboradora en Marketing de Contenidos
Gestiono contenidos para comunidades específicas, estimulando el flujo de información y la interacción con los integrantes de cada comunidad. Me interesa explorar las oportunidades que genera la interacción online entre las empresas y sus clientes.

Comentarios