Diseño centrado en el usuario

Consejos de usabilidad para sitios web enfocados a niños

Los niños usan las plataformas digitales de forma distinta a como lo hacen los adultos. Por esto es fundamental considerar sus hábitos y habilidades al momento de diseñar un sitio web, solo así podrás ofrecer un alto nivel de usabilidad.

niños usando tecnología

Los niños de hoy tienen acceso a computadores, celulares y tablets desde muy pequeños y aprenden rápidamente a usarlos, muchas veces incluso mejor que sus padres. Sin embargo, la forma en que los utilizan es diferente, ya que los pequeños no cuentan con la misma experiencia e intereses que tienen los adultos en interfaces digitales.

Aún cuando muchos logran manejar las tecnologías desde muy pequeños, existen conceptos que no entenderán bien hasta que sean mayores. Por otra parte, en esta etapa las habilidades para leer, escribir y el pensamiento lógico abstracto se encuentran aún en desarrollo, por lo que se verán inclinados a consumir contenidos visuales y dejarán los textos de lado.

Todas estas diferencias deben ser consideradas al momento de diseñar un sitio dirigido a niños, ya que afectan su experiencia en la plataforma y las posibilidades de las interacciones y contenidos presentados.

¿Qué debes considerar al diseñar interfaces dirigidas a niños?

Las diferencias entre niños y adultos que deben guiar el diseño de las interfaces dirigidas a menores son:

  1. Metas: Los objetivos de los niños en Internet son muy distintos a los de los adultos, siendo su norte la entretención y el juego. Esto hace que los elementos del sitio tengan otra relevancia. Por ejemplo, un sonido automático al cargar el sitio es molesto para un adulto, mientras que para un niño puede resultar estimulante y atractivo.
  2. Habilidades físicas y tecnológicas: Los niños no tienen desarrolladas las mismas capacidades tecnológicas que los adultos, algunas de ellas relacionadas con la experiencia educativa o incluso de trabajo. Por esto, actividades básicas como tipear un texto, esperar que una página cargue o llenar un formulario pueden ser muy molestas y frustrantes.
  3. Comportamiento en el sitio: Como son curiosos por naturaleza, a los niños les gusta explorar funciones sin preocuparse demasiado por errores o por seguir el camino indicado. Es común que hagan click en cualquier enlace de forma impulsiva y luego no sepan cómo volver atrás. Además, se distraen con facilidad y es probable que abandonen el sitio si pierden la concentración.
  4. Hábitos de lectura y navegación: Dependiendo de la edad, los niños pueden no saber leer o hacerlo con poca fluidez. Si el sitio tiene mucho texto y pocos elementos metafóricos visuales, no podrán navegar las páginas. Además, es importante tener en cuenta que ellos no están acostumbrados a la tecnología y sus íconos, por lo que hay que recurrir a símbolos de su vida diaria.
  5. Conciencia comercial: Los niños no son conscientes de los objetivos transaccionales de los sitios y no saben identificar el contenido promocional. Entonces ocurre un fenómeno contrario a la ceguera del banner de los adultos, a los niños les atraen los anuncios, por lo que es muy probable que hagan click en ellos y se desorienten al caer en páginas de productos o formularios.
  6. Curva de aprendizaje: Como no cuentan con la misma experiencia que un adulto, el tiempo de aprendizaje de un niño es más lento. Para ayudarlos se deben repetir todos los detalles que indican un punto de interacción y exagerarlos para que puedan aprender a usar las funcionalidades del sitio.
  7. Segmentos etarios y desarrollo: La diferencia en el desarrollo y las capacidades en cada etapa de la niñez es muy grande y debe ser considerada. No es lo mismo diseñar para un niño de 3 años que para uno que doble su edad. Por lo mismo, el diseño debe considerar particularidades únicas en segmentos etarios reducidos.

¿Qué recomendamos en IDA?

De estas características se pueden desprender consejos específicos para el diseño de interfaces orientadas a usuarios infantiles.

Algunos de ellos son:

  • Usa sonidos y animaciones: Estos ayudan a orientar a los niños y mostrarles los puntos en los que pueden realizar acciones. Además, son atractivos y motivantes.
  • Diseña para que la pantalla sea recorrida con el puntero: Los niños están acostumbrados a escanear la pantalla con el puntero para explorar cómo reacciona cada elemento.
  • Usa metáforas visuales: La interfaz debe ser interpretada sin necesidad del texto, abarcando así a los pequeños que aún no aprenden a leer. Las metáforas visuales los ayudarán a entender para qué sirve cada elemento, simplificando el proceso de abstracción. Por ejemplo, un interruptor eléctrico en funcionalidades que se “encienden o apagan”.
  • Crea instrucciones con poco texto: Se debe reducir al mínimo el texto y siempre apoyarlo con imágenes o videos. Los menores tienden a seguir las instrucciones paso a paso, aunque para que las entiendan deben ser muy gráficas.
  • Mantén la misma estructura de navegación en cada página del sitio: Esto los ayudará a orientarse y entender en qué parte del sitio se encuentran. Es recomendable mantener la misma estructura, diferenciando las secciones con otros recursos gráficos como por ejemplo el color. Esto apoyará la recordación.
  • Usa un tamaño de fuente grande y párrafos cortos: Si es necesario incluir texto, este debe ser fácil de leer. Para lograr esto, usa tipografías de 14 pixeles o más puntos y divide la información en ideas breves.
  • Crea un diseño llamativo: Decora tu sitio para llamar la atención de los niños y que les parezca atractivo. Esto motivará a consumir más contenidos y extenderá su permanencia.

Si aplicas bien todas estas recomendaciones y diseñas tu sitio pensando en las habilidades e intereses de los niños ayudarás al aprendizaje ágil de la plataforma. Cuando se trata de menores, el objetivo central de la usabilidad pasa más por enseñarles los estándares de navegación que solo orientarlos a realizar acciones en el sitio. De esta manera formarás adultos que puedan desarrollarse en el mundo digital.

Colaboradora en Marketing de Contenidos
Gestiono contenidos para comunidades específicas, estimulando el flujo de información y la interacción con los integrantes de cada comunidad. Me interesa explorar las oportunidades que genera la interacción online entre las empresas y sus clientes.

Comentarios