Desarrollo web

Recomendaciones para crear aplicaciones escalables

Para desarrollar una aplicación debemos definir aspectos como la magnitud y el alcance, sin olvidar la orientación del trabajo. Te contamos en este artículo cuáles son los aspectos relevantes a la hora de crear una aplicación escalable.

Pensar en la escala antes de la fase de diseño, nos permite formular las preguntas correctas para definir aspectos como: la infraestructura, arquitectura, junto a las herramientas que se emplearán durante el desarrollo.

Por lo general, estos son los aspectos más resaltantes que definen la creación de una aplicación escalable. Sin embargo, los problemas surgen al momento de integrar nuevas características y funcionalidades. Se trata de solicitudes que surgen a medida en que aumenta la tasa de usuarios, la cantidad de visitas o en la diversificación del servicio de la aplicación.

Para ahondar más en los detalles, revelamos estos tres puntos que afectarán, en gran medida, la creación de aplicaciones escalables.

Primer aspecto: la infraestructura

Cuando la escala se basa en un problema de optimización y rendimiento, la solución más simple es aumentar la potencia del servidor. Para esto debes solicitar una actualización del hardware y software a tu proveedor.

Por otra parte, debes pedir el aumento de la capacidad de RAM y procesador y añadir un balanceador de carga u optimizar en el servidor web. En ese sentido, recomiendo utilizar nginx, un servidor ligero de alto rendimiento.

Asimismo, es necesario separar y distribuir nuestra aplicación en diferentes servidores acorde a la función. De esta manera, hay menos probabilidades de que el servidor principal colapse, manteniendo la seguridad y la capacidad de gestión de los siguientes puntos:

  • Servidor principal: contendrá el núcleo de la aplicación.
  • Almacenamiento: para almacenar y mantener los archivos de la aplicación.
  • Base de datos: administrar las base de datos y procesar tareas concernientes a ellas como los respaldo automáticos.

Por ello, es óptimo utilizar Amazon Web Services (AWS), ya que provee toda la infraestructura y el poder de computo para crear productos escalables y flexibles con el tiempo.

Arquitectura acorde al propósito

Lo ideal es desarrollar aplicaciones con flexibilidad de integración, que puedan gestionar solicitudes de múltiples canales y de forma independiente.

Hoy, es habitual iniciar el desarrollo de una aplicación web bajo un único entorno, donde el backend y el frontend se relacionan para trabajar entre sí. Y es que, a pesar de que puedas crear una aplicación con características ventajosas siguiendo un patrón MVC, obligas a que toda la lógica del back se oriente a recibir y generar respuestas únicamente para un navegador.

Por lo tanto, incorporar un nuevo medio de interacción como una app móvil será un problema, porque debe replantear toda la lógica detrás, para que pueda manipular solicitudes provenientes de diferentes servicios.

En ese sentido, lo recomendable es seguir una arquitectura REST donde el backend y frontend se construyan de forma independiente.

Lo anterior, genera dos beneficios; el primero, porque el backend debe ser desarrollado para que pueda procesar peticiones de diferentes medios sin importar su proveniencia. Lo segundo, es la independencia entre ambos sistemas, que aporta al equipo de desarrollo mayor flexibilidad, mantención e incorporación de nuevas funcionalidades con menor margen y riesgo de error.

Las herramientas

Diariamente surgen nuevos framework, librerías, lenguajes de programación y un sinfín de opciones que a veces no sabemos elegir.

En cuanto al backend, es importante mencionar que cualquier lenguaje es bueno, siempre y cuando se codifique siguiendo un patrón de diseño como MVC. Siguiendo esa línea podremos estructurar, organizar y reutilizar nuestro código con mayor facilidad. También se pueden utilizar frameworks como laravel o django. Ambos proveen funcionalidades y estructuras necesarias para agilizar el desarrollo.

Lo mismo sucede con el frontend. Existen numerosos frameworks para agilizar el desarrollo del lado del cliente, como Angular, React y Vuejs. Aunque cada uno cuenta con sus particularidades, todos son excelentes para lograr un frontend escalable y eficiente.

Por eso, es necesario usar herramientas que agilicen el proceso, como npm y composer porque permiten gestionar las dependencias; git, como controlador de versiones y webpack o gulp, del que hablamos en este artículo, para optimizar las tareas.

En pocas palabras, debemos aprender a administrar herramientas que faciliten el trabajo en equipo. Esto nos permitirá lograr que un proyecto sea escalable y eficiente.

Desarrollador back y front end
Desarrollo aplicaciones enfocadas en las personas, presentando soluciones innovadoras que satisfagan y cumplan los requerimientos de nuestros clientes. En IDA trabajo para que internet sea mucho más amigable y fácil de usar, promoviendo las interfaces simples sin olvidar la buena codificación.

Comentarios