Diseño Centrado en el Usuario

Utilizando el Design Thinking en las organizaciones

Los procesos a través de los cuales se asienta el diseño centrado en el usuario, facilitan el trabajo de diferentes disciplinas, siendo también una herramienta útil para las organizaciones. Esta metodología de trabajo, ayuda a encontrar soluciones dentro de las empresas, optimizando el proceso de trabajo y relaciones interpersonales.

Los procesos a través de los cuales se asienta el diseño centrado en el usuario, facilitan el trabajo de diferentes disciplinas, siendo también una herramienta útil para las organizaciones. Esta metodología de trabajo, ayuda a encontrar soluciones dentro de las empresas, optimizando el proceso cotidiani de trabajo y relaciones interpersonales.

Muchos definen el Design Thinking como un procedimiento netamente intuitivo. Sin embargo, aprender a trabajar poniendo foco en el sentir de las personas, permite agilizar la comunicación entre equipos. Pues esta metodología, posibilita comprender qué ve y qué siente el otro en la medida que incluye a las personas en cada parte del ciclo de trabajo.

Utilizar Design Thinking en organizaciones, se centra en encontrar soluciones óptimas que involucren a todo un ecosistema. Esto implica un proceso de investigación, donde esperamos encontrar posibles soluciones y pruebas ante cada nuevo problema. Y en el caso de una interfaz, la prueba es tangible: la plataforma funciona, o no lo hace.

Sin embargo, en las personas, es diferente.

Rendimiento

Dependiendo la cultura organizacional de cada empresa, los procesos de integración serán diferentes. El objetivo de utilizar Design Thinking, es facilitar los procedimientos del trabajo y adaptación para que el funcionamiento general de la empresa se perfeccione.

Entre ellos, la inducción y el onboarding, son dos maneras de reaccionar institucionalmente ante el mismo desafío: integrar nuevos trabajadores a la institución. Y es muy probable que cualquiera sea el método que utilices, no tengas los resultados esperados.

Por ello, para mejorar cualquier etapa u labor organizacional, es necesario hacer una evaluación sobre la efectividad del proceso en conjunto con los empleados. Para lograrlo, algunas de las preguntas que debes hacer son:

  • ¿Cuál es el objetivo de la empresa con este proceso?
  • ¿Qué opiniones hay fuera de la organización respecto esto?
  • ¿Cómo deberían integrarse los nuevos empleados?

Para lograr un resultado funcional, se deberá trabajar con un equipo que esté de acuerdo con mejorar la etapa o problema, es decir, interesado en él. También, es prudente preguntar a todas las áreas de trabajo posibles, cuál ha sido su experiencia al respecto. De esta forma, la diferentes perspectivas abordarán puntos de debilidad que complementarán una solución íntegra.

El eje de este ejercicio, es comprender el comportamiento humano, para así disminuir la incertidumbre, y con ello, los posibles errores. Para realizar este trabajo, las etapas son:

  • Definir un problema
  • Ser empático con los empleados
  • Idear soluciones
  • Prototipar y testear con la organización

Estas etapas lograrán responder las preguntas claves y levantar insights.

Preguntas claves

Si el proceso llega a responder las siguientes preguntas, entonces arrojará resultados valiosos que permitirán corregir el proceso de inducción y onboarding, en favor no sólo de los nuevos empleados. También de la organización.

  • ¿Qué motiva a la gente?
  • ¿Cómo se ven ellos mismos?
  • ¿Qué valores se expresan frecuentemente en la organización?

Aplicar Design Thinking en tu organización, te permitirá perfeccionar los procesos de tu empresas que sienta fallidos. Además, al realizarse desde el conocimiento y sentir de las personas, los resultados siempre serán positivos.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios