Diseño UX

¿Cómo diseñar los escenarios del futuro?

Diseño 11 min. de lectura

Tener la capacidad de anteponerse a posibles problemas es fundamental para la realización correcta de los proyectos que diseñamos, pero ¿de qué manera podemos hacerlo? Pues existen algunas metodologías que son de gran ayuda para lograr este importante objetivo.

diseñando escenarios del futuro

En un artículo anterior, Rodrigo Vera, nos introducía al mundo del diseño de futuros, sus tipologías y las ventajas de abordar los desafíos bajo esta mirada. Pero una vez entendido esto, ¿Cómo aplicamos una variable como el futuro dentro de nuestros procesos?

Vivimos en un mundo que cada vez cambia con mayor velocidad. Es imposible saber a ciencia cierta el futuro de las personas usuarias y del ecosistema que rodea a nuestros productos y servicios. Sin embargo, podemos tener en el radar los posibles escenarios en los que se podrían ver envueltos para anteponerse y tomar decisiones conscientes en nuestros procesos de diseño. 

La metodología de construcción de escenarios proviene desde el mundo militar hace cientos de años para poder anteponerse ante las decisiones de los adversarios durante las batallas. En el mundo del mercado, se han ido adoptando estos mecanismos para anticiparse a situaciones emergentes. Quienes tomaron la delantera de esto fue la empresa Shell, que en los años 70 utilizó estos métodos para prever la crisis del petróleo y en los 80 para analizar el futuro de Unión Soviética, con quien competía en la provisión de gas al mercado europeo (Firmenich, 2008). 

Datos para construir el futuro 

Tenemos claro que aún no hemos inventado una máquina que nos permita conocer el futuro con exactitud, así que por el momento los mejores aliados que tenemos para esta tarea son la gran cantidad de datos e información que nos rodean. 

Para poder construir escenarios fiables, debemos cuidar minuciosamente la calidad de la información que vamos a utilizar para poder discernir, entre otras cosas, si algo es una tendencia o solamente una moda. Existen tres tipos de tendencia que tenemos que tener en el radar:

  • Micro tendencias: Su duración es inferior a uno o dos años.
  • Macro tendencias: Su duración es de al menos 5 años
  • Meta tendencias: Su duración es por lo menos de 7 a 10 años. 

Fuente: Zurek & Henrichs (2007)

Según Henrich y Zurek (2007) los escenarios proyectados con menor incertidumbre se basan en hechos, predicciones y forecast. Por el contrario, los que se basan en una mayor incertidumbre se construyen mediante ideas exploratorias basadas en supuestos o especulaciones. 

Para poder obtener la información que necesitamos, es primordial no solo recurrir a investigación de escritorio y estudios cuantitativos, sino que también debemos incluir métodos de investigación cualitativa para conocer las subjetividades que rodean a las personas y que pueden ser vitales para el desarrollo del futuro. Para esto, el estudio etnográfico, las entrevistas a profundidad y los talleres de cocreación con usuarios se vuelven herramientas imprescindibles para la creación de nuestros escenarios. 

El punto de partida

Antes de empezar, primero debemos definir cuáles son los principales problemas que están generando incertidumbres sobre el futuro,a estos los llamaremos drivers. Unos ejemplos de esto pueden ser la inestabilidad política, la crisis climática, el envejecimiento de la población, las nuevas tecnologías o la falta de credibilidad de las instituciones. Una vez establecidos los drivers con los que se va a trabajar, existen dos puntos de partida para diseñar los escenarios:

  • Forecasting: Consiste que desde los drivers a los que nos enfrentamos podemos especular e ir construyendo los escenarios paso a paso desde el presente hasta llegar al escenario futuro. Para esto, debemos utilizar datos confiables que nos permitan identificar tendencias y así no caer en modas. 
  • Backcasting: Consiste en el proceso opuesto al anterior. Se parte de nuestro escenario futuro ideal para luego ir construyendo hacia el presente. Para gatillar este proceso generalmente se parte de la pregunta ¿Qué pasaría si…?. Este camino es mucho menos certero que el Forecasting, por lo que más que para generar respuestas y acciones concretas, se utiliza para mantener la mente abierta hacia cambios posibles. 

Existen distintos métodos que nos permiten poder construir los escenarios. Según Alex Blanc (2007), los tres principales son los escenarios sustentados en comportamientos, reacciones a drivers y el Storytelling. Estos métodos no deben verse como caminos alternos, sino que como complementos cuyo conjunto y comparación de resultados nos puede llevar a escenarios relativamente precisos.

Escenarios basados en comportamientos

Escenarios basados en comportamientos

Fuente: Blanch (2007)

Este método consiste en detectar y estudiar los comportamientos humanos que darán origen a eventos subsecuentes que irán definiendo nuestro escenario. El principal desafío de este método es precisamente poder identificar cuáles son estos cambios de comportamientos críticos y el grado de posibilidad de que ocurran. 

Para esto, John Petersen del Arlington Institute desarrolló el año 2005 una matriz que nos permite identificar hasta qué punto un individuo o colectivo puede modificar sus hábitos, así como también sus reacciones ante un determinado problema. Dentro de la matriz encontramos en sus cuadrantes cuatro tipos de reacciones; Nunca más, Mundo scout, Ciervo deslumbrado y Business as usual.

  • Nunca más: Plantea cambios radicales al salir de situaciones traumáticas para que estas no se vuelvan a repetir.
  • Mundo scout: Reacciona de una manera ordenada y lógica, toma precauciones ante futuros problemas similares.
  • Ciervo deslumbrado: Se paraliza frente a los problemas y no logra darles una solución rápida. 
  • Business as usual: Actúa, en la medida de lo posible, como si el problema no estuviera pasando. 

Con esto en mente, podemos prever las posibles reacciones frente a un determinado evento, partiendo desde supuestos como una guerra, una pandemia sanitaria, una cambio de constitución o la invención de una nueva tecnología. 

Fuente: The Arlington Institute (2005)

Reacción a drivers

Fuente: Blanch (2007)

Este método por lo general suele ser usado para definir escenarios a mediano-corto plazo. Consiste en identificar los drivers relevantes y estudiar las posibles reacciones de los individuos o colectivos ante estos para poder definir patrones de comportamiento sobre los cuales tomar decisiones de diseño. 

Para esto podemos utilizar una matriz de escenarios para ubicar los drivers en sus ejes y definir sus polos como altos y bajos o como absurdo y probable.

Storytelling

Fuente: Blanch (2007)

Este método de backcasting consiste en construir una serie de historias complementarias y combinables desde los distintos drivers que rodean a nuestro escenario. Estos relatos deben ser lo más detallados y basados en la realidad que sea posible. Para esto, primero se suelen ocupar users personas que nos permitan ponerle un rostro, nombre, historia, motivaciones y frustraciones a los protagonistas del relato a construir. 

Una vez ya conocemos a nuestros personajes principales, se va creando el relato de manera inversa, desde el escenario futuro hasta el presente. Durante este proceso, se irán identificando momentos claves a modo de hitos a los cuales podemos apuntar para prevenir futuras oportunidades o amenazas.

¿Qué hago ahora que ya construí los escenarios? 

Una vez ya tengamos en nuestra mesa distintos escenarios provenientes de los métodos antes señalados u otros que se quieran sumar, debemos observarlos de manera crítica y clasificarlos según el grado de posibilidad con el que podría ocurrir para tomar la decisión de con cuál o cuáles trabajar. Según Voros (2003) estos escenarios pueden ser absurdos, posibles, plausibles, probables. 

Con lo anterior definido, debemos identificar las áreas de acción relevantes dentro de cada escenario con el que se va a trabajar, para esto se puede utilizar una matriz de problemas. Esta se compone por un eje horizontal X, con la variante de relevancia, y una Y vertical, que mide la cantidad de personas afectadas. (Adriasola, 2019)

Luego de reconocer los temas cruciales dentro de los escenarios, debemos identificar cuáles son las partes de estos que son deseadas e indeseadas para los fines del estudio. Con esto, podemos establecer una meta a la cual queremos aspirar y que se convierta en nuestro futuro preferible. 

Con los temas y la meta establecidos, podemos emplear distintos métodos de innovación e ideación para lograr encontrar soluciones al problema. Para facilitar esta tarea, las podemos ubicar en una matriz que permita visualizar cuál es la más viable y así establecer un plan de acción para poder cumplirla. 

Fuente: Adriasola (2019), Gray (2014)

El rol del diseño

El papel del diseño ha ido evolucionando exponencialmente con el pasar de los años desde un rol ejecutor hacia uno estratégico. Tomar decisiones de negocio con una mirada y pensamiento de diseño permite a las empresas estar preparadas ante un mercado que se vuelve cada vez más competitivo y requiere de soluciones innovadoras para destacar.

Los estudios basados en el futuro pueden no sonar como algo que se ajuste a las tendencias actuales de agilidad, en donde todo se tiene que llevar a cabo de forma rápida y pensada para vender hoy. Hacer este cambio de paradigma implica tomar una pausa para reflexionar y por ende, un esfuerzo mayor de recursos y tiempo que permitan robustecer los procesos de investigación y favorezcan la obtención de resultados fidedignos cuyo impacto sean significativos. 

Esta herramienta nos da la posibilidad de contar con el conocimiento necesario para lidiar con los desafíos del futuro y dar soluciones reales e innovadoras a los dolores y necesidades de las personas, con una visión sistémica de los drivers que las afectan. Además, el conocimiento de los futuros posibles puede llegar a ser una herramienta decisiva en el éxito o fracaso del negocio, sobre todo en un mundo cuyo contexto y reglas están en constante cambio.

Referencias:

A generic foresight process framework – Voros, J. (2003).

Branch Points: Global  Scenarios and Human Choices – Gallopin, G,  Et al (1997):  

Construyendo escenarios: Una forma de avanzarse a los acontecimientos. Una forma de detectar oportunidades – Blanch, A. (2007)

Diseño de futuros en tiempos de agilidad – Vera, R. (2022)

Escenarios futuros, un complemento para métodos de innovación en Chile y Latinoamérica – Adriasola, F. (2019)

Forecasting and Backcasting: Predicting the Impact of Events on the Future. Journal of Consumer Research – Ebert, Jane & Gilbert, Daniel & Wilson, Timothy. (2007). 

Linking scenarios across geographical scales in international environmental assessments – Henrichs, T &  Zurek,  M. (2007)

Acerca del Autor

Jose Ignacio Carcacia / Diseñador UX

Diseñador en constante aprendizaje, con foco en las metodologías creativas y la investigación. Me interesa el estudio de la relación de las personas con la tecnología y el impacto positivo que esta puede generar en sus vidas. Creo en el diseño inclusivo y la empatía como ejes articuladores de nuestra disciplina.

Agregar un comentario